No hacen falta alas

0
20

Elvira González Paneque, además de mi vecina es una mujer con una historia para contar, de esas que corroboran no hacen falta alas para hacer realidad un sueño, sobre todo cuando voluntad y perseverancia andan unidas.

Jubilada, decidió un buen día que la quietud no resultaría su aliada en la nueva etapa que comenzaría tras años de labor que la distinguieron como trabajadora destacada.

Es por eso que decidió incorporarse a la Universidad del Adulto Mayor, en San José de las Lajas donde reside y así ser parte de esa modalidad de enseñanza que se practica en toda Cuba.

Así se convirtió en una alumna de la Filial de la Universidad del Adulto Mayor en San José de las Lajas, donde recibió conferencias y talleres sobre temas históricos, culturales y de salud, entre otros.

Tal fue el impacto de una de las conferencias, que al egresar decidió investigar sobre dos temas de gran prioridad para la salud: la Prevención del cáncer de mama y sobre las Infecciones de Transmisión Sexual y el SIDA.

Ella, creó sus propios talleres relacionados con esos temas y hasta la fecha ha visitado casi un centenar de colectivos, entre centros de trabajo y estudiantiles, y más de mil mujeres han participado de los mismos.

Elvira no descansa, siempre está presta a compartir sus conocimientos. Revela desde su verbo sencillo un mensaje de salud que cada vez cautiva más a las lajeras y también a los lajeros que la buscan para aprender y prevenir enfermedades.

Elvira, mi vecina, es una mujer que hace historia en la capital de Mayabeque, para ella no hay obstáculos, responde a quien solicita su presencia en ese empeño de hacer el bien e insiste por sus medios en llegar a quienes aún desconocen esa manera de llevar una sabia enseñanza para salvar la vida.

Por amor a sus semejantes, y por el propósito de extender lo aprendido inicialmente en la Universidad del Adulto Mayor, se inscribe a diario como una de las más auténticas protagonistas de este lado de la geografía; como les decía al comienzo: No hacen falta alas para hacer un sueño…

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre