NO a la violencia de género

mgonzalez@enet.cu

Concluyó en la capital cubana el Seminario Taller Violencia de Género y Medios de Comunicación, una cita que permitió conocer más sobre la violencia de género y propició el intercambio de experiencias entre periodistas, investigadores y especialistas.

Notorias conferencias trascendieron durante  cuatro días, en que más mujeres que hombres,  nos unimos para tratar el tema y reflexionar en la manera de llevar a los Medios de Comunicación un llamado a no ser ecuánimes ante esa realidad que habita y lacera a la mujer.

Conocimos del hacer en todas las provincias del país, una vez más coincidimos en la necesidad de frenar el silencio ante la violencia, de llevar a los medios de comunicación el mensaje nítido, pleno de sensibilidad para promover actitudes sanas que reconozcan y no subestimen a la mujer, que la respeten y no la maltraten.

Se trata de que cada quien conozca las formas de violencias que existen y las vías que pueden frenarla; se trata de despertar a aquellas que padecen en silencio las consecuencias de actitudes violentas y  el camino que tienen para despojarse de tal condición.

La Casa de Orientación a la Mujer y la Familia dispone de especialistas dispuestos a prestar ayuda, a atender a las mujeres que requieran orientación ante un problema que las limite y afecte, es ese espacio que siempre estará presto a recibir y apoyar.

Reconocida por mayorías es la violencia física, pero en otras formas se manifiesta la psicológica, esa que muchas veces impone una recia mirada que sin hablar regaña, o la manera en que algunos subvaloran y minimizan a una mujer, al hacerlas ver incapaces, o por el contrario, restringidas a elementales derechos.

Al decir de una colega, la violencia es una conducta aprendida, pero si trabajamos fuerte sobre ella, se puede cambiar. Los Medios de Comunicación tienen un importante reto: No silenciar esa realidad y sí cimentar sobre ella el camino para que no tenga hospedaje la violencia.

No se trata de revictimizar a la mujer que reconoce es violentada y calla o la que se enfrenta, se trata ante todo de romper silencios y ofrecer una  ruta para que no perdure este mal y hombres y mujeres y mujeres y hombres, convivan de la manera más sana, en la que la vida más que tolerancia sea armonía, equidad y amor.

 

 

Por favor valore el artículo

Artículos relacionados

Deje su respuesta

avatar
  Subscribir  
Notificar