Nada hay más importante que un niño

0
27

Las sonrisas de niños y niñas de San José de las Lajas son verdaderas joyas en la comunidad. Para mantener esta alegría en el universo infantil saltan a la vista los esfuerzos que se realizan en los diferentes sectores de nuestra sociedad socialista como son la Salud Pública, la Educación, el Deporte y la Cultura.

El objetivo cimero de toda esta labor es evitar la muerte de infantes recién nacidos y madres del territorio, y para ello los miembros del Programa materno infantil, por sus siglas PAMI, emprenden un control  sistemático de los principales indicadores como son: bajo peso al nacer, adecuada alimentación de la madre que lacta, chequeo semanal del crecimiento del recién nacido y sus signos vitales, así como el funcionamiento correcto de la familia del nuevo miembro.

Una medida generosa del Ministerio del Trabajo para la madre trabajadora en las entidades estatales o por cuenta propia, es otorgar el derecho al círculo infantil, institución educativa con excelentes condiciones para la estancia del pequeño, desde segundo a quinto año de vida y en algunos casos hasta el preescolar. 

Los 10 círculos infantiles de la capital de Mayabeque, entre los que se sobresalen el “Víctor González Hernández”, el más antiguo de San José de las Lajas con más de 100 niños matriculados, el “Renovadores de sueños” uno de los dos círculos que están ubicados en la Micro brigada de esta ciudad y los de las comunidades rurales de San Antonio de las Vegas y Tapaste, cuentan con un personal altamente calificado para el trabajo. 

Todos ellos aplican adecuadamente los programas de estudio para lograr en los niños la independencia cognoscitiva y el desarrollo de habilidades, especialmente en los más pequeños que aprenden a comer, peinarse, vestirse y asearse por sí mismos, además, adquieren conocimientos básicos sobre los símbolos patrios, los colores, las figuras geométricas y el mundo que los rodea. 

Si se tiene en cuenta el menú que se prepara con extremo cuidado por parte de los nutricionistas lajeros para los infantes de los círculos infantiles del territorio, hay que afirmar que es variado y alimenticio, pues se incluye proteína, vegetales, lácteos, carbohidratos y frutas. 

En el aspecto cultural destaca la realización de actividades como el Desfile martiano, inspirado en las obras del Apóstol José Martí, que tiene una frecuencia anual y es gratamente recibido por padres y niños, pues lo caracteriza el colorido de los trajes que visten, imitando a personajes como Pilar la de “Los zapaticos de rosa”, a Meñique, el Señor Don Pomposo y otros. Además, de otras que los incorporan a la danza, el teatro, el dibujo y el canto.

 

Y se incluye en esta reflexión el Hogar de niños sin amparo familiar, radicado en el Consejo Popular Norte de San José de las Lajas con condiciones óptimas para la vida de quienes hallaron una familia maravillosa, que los mima y educa para servir a la Patria.

 

Es el territorio lajero una comunidad libre de situaciones adversas para la infancia. Aquí vivimos con la tranquilidad de que no existe la trata de personas que incluye el rapto de niños con fines lucrativos,  ni la muerte prematura por enfermedades como el VIH – SIDA, la tuberculosis, el cólera, dengue, zica o chicunyunga.

 

La premisa de nuestro Comandante en Jefe, Fidel Castro, cuando expresó: “Nada hay más importante que un niño”es un acicate para defender las conquistas de un pueblo noble que certifica a la familia como la célula fundamental de la sociedad.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre