Melba, una de las Heroínas del Moncada

0
6

 La efeméride del 26 de julio de 1953 se ubica en la cúspide de la historia de Cuba como uno de los hechos de mayor significación y una de las grandes demostraciones de lealtad y valentía. Pero tal repercusión se debe a la destreza y entrega de sus protagonistas, las mujeres y hombres de ayer y de siempre.

En este contexto es justo hablar de quien es reconocida como la Heroína del Moncada, Melba Hernández Rodríguez del Rey.

El activismo revolucionario fue el ideal inculcado por su familia mambisa. Luego su formación como Doctora en Derecho y licenciada en Ciencias Sociales le auguraron un futuro bien activo y saturado de peligros.

Melba fue una de las dos mujeres que formó parte del grupo involucrado en el asalto al cuartel Moncada en pleno centro de la ciudad de Santiago de Cuba. Junto a Haydée y Abel Santamaría debían tomar el hospital provincial Saturnino Lora. En el centro de las actividades fue detenida y torturada junto a todo el grupo.

En este cruel proceso y con la intención de que delataran a los asaltantes les mostraron a Melba y Haydee el ojo arrancado a Abel Santamaría (hermano de Haydée), y los testículos aplastados de Boris Luis Santa Coloma (novio de Haydée) antes de ejecutarlos de un tiro. Ambas guerreras entre lágrimas de dolor y patriotismo dedujeron que estos héroes no habían hablado y por lo tanto tampoco lo hicieron.

Melba fue condenada a 6 años de prisión en el Reclusorio Nacional para Mujeres de Guanajay y un tribunal la consideró presa política y la condenó a siete meses de prisión.

Luego de su libertad el 20 de febrero de 1954 continuó en defensa de sus ideales al recopilar y organizar las notas que Fidel Castro escribía desde el Presidio Modelo, en las que reconstruía su alegato en el juicio del Moncada, conocido como La Historia me absolverá, así como en su posterior impresión y distribución clandestina.

También desempeñó importantes misiones en México, como la despedida a los expedicionarios del Granma, posteriormente se incorporó al Ejército Rebelde y al triunfo de la Revolución ocupó importantes responsabilidades, fue miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, embajadora en Vietnam y Camboya y diputada a la Asamblea Nacional desde 1976 hasta 1986.

Pero sin dudas fue aquel 26 de julio, la cima de sus hazañas en la historia cubana, fue quien la bautizó fervientemente como La Heroína del Moncada.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre