Mayabeque de fiesta

Con la nueva división Político administrativa del país, hace siete años atrás la otrora Habana se divide en dos nuevas provincias, Artemisa y Mayabeque, esta última con 11 municipios y como ciudad capital, San José de las Lajas.

La   más joven provincia de Cuba nació el nueve de enero del 2011 y se consolida como una demarcación de gran desarrollo industrial, agropecuario, científico y una rica tradición cultural que la distinguen entre sus similares en la isla. 

Fábricas como la de conductores eléctricos Eleka “Conrado Benítez” de San José de las Lajas, única de su tipo en Latinoamérica, la ronera San José, entidad que prestigia la isla con la elaboración de Habana Club, ron cubano reconocido a nivel mundial, y ENERGAS, plantas generadoras de electricidad,figuran entre las de mayor impacto de sus producciones dentro de la demarcación. 

La provincia además sobresale como el segundo polo científico del país con la presencia de centros con un alto nivel científico técnico como Instituto de Investigaciones Hortícolas “Liliana Dimitrova”, de Quivicán, el Instituto de Ciencia Animal (ICA), de San José de las Lajas, El Centro de Sanidad Agropecuaria (CENSA), también con sede en la capital provincial y el Centro Nacional de Biopreparados (BIOCEN), en Bejucal entre otros. 

Mayabeque produce el 80 por ciento de la papa de la semilla de cada nueva campaña en el territorio, abastece de viandas, hortalizas y vegetales a la población de la capital del país y en este importante renglón de producción de alimentos la joven provincia alcanza reconocimientos nacionales tanto en la agricultura tradicional como en la urbana y suburbana. 

Destaca además en el aumento la producción ganadera con la inserción de ganado bufalino, especie que potencia la producción de leche como alimento bajo en colesterol y con valores nutritivos superiores a las del ganado vacuno.

Una vasta cultura define también esta occidental provincia con elementos de nuestra idiosincrasia como el desfile de la Santa Bárbara en Güines, las charangas de Bejucal y la butifarra “El Congo”, en Catalina.

Este territorio atesora además una gran riqueza histórica desde sitios que marcan el recorrido de la columna mambisa por estas tierras en la invasión de Oriente a Occidente hasta la ubicación de la finca Santa Elena, en los Palos, Nueva Paz, lugar donde   se prepararon asaltantes al Cuartel Moncada. 

Ciencia, cultura, industrialización y producciones agropecuarias hacen la combinación perfecta en Mayabeque, una provincia que recién florece y en la que se trabaja en pos   de su desarrollo.

 

Por favor valore el artículo

Artículos relacionados

Deje su respuesta

avatar
  Subscribir  
Notificar