Martí, el eterno amigo de la infancia

José-Martí-y-la-edad.de.oro.foto radio.reloj

Cada 28 de enero mis recuerdos pueriles están de vuelta con aquellos
días inolvidables en que conocí al autor de “La Edad de Oro”. Fue y es el
amigo de todos  los niños de América, el que aspiraba a que las niñas
supieran tanto  como los niños sin diferencia  alguna,  el que  supo descifrar  la historia del hombre contada por sus casas, y al que una Nené traviesa le  tocó
el corazón parada frente a un enorme  volumen literario  que no lograba entender.

Así era José Martí y aunque en pretérito lo mencione, su legado literario se proyecta de manera incondicional hacia el futuro, instruyendo y sustentando el talento infantil de los que llegan hasta su obra.

Mi madre que era muy martiana me decía una y otra vez que era necesario
leer para conocer a Pilar la de los zapaticos de rosa, y aprender a ser desinteresados como ella lo fue con la chica pobre y enferma. También a Bebé, sobrino de un tío pomposo que vivía pendiente de las apariencias y que discriminaba a los humildes y al cual el pequeñín se le encaró regalando su sable a su humilde primo dando muestras así de valor y  justeza.

Aún recuerdo mi primera muñeca a quien mi padre puso por nombre Leonor, al igual que la muñeca negra de Piedad que fuera obsequiada por sus
padres, y a quien la niña acunaba diciéndole una y otra vez: “te quiero aunque no tengas más que una sola trenza,te quiero porque no te quieren”.

Papá me leía  con ferviente cariño este cuento incluido también en el formidable cuaderno escrito para todos los niños de América y a través del cual el apóstol, suprimía todas las diferencias raciales, poniendo en alto la hermandad, teniendo
como paradigma los valores humanos-

Este 28 de enero el Martí que conocí en mis primeros años de vida se
crece para multiplicar esperanzas y repartir ensueños a la infancia de
todo el planeta,mientras yo con la muza cándida de mis recuerdos le
rindo honores, declamando sus versos, estrechando su cálida mano de
profeta, soldado, amigo, padre, hombre sabio y amoroso.

 

Por favor valore el artículo

Artículos relacionados

Deje su respuesta

avatar
  Subscribir  
Notificar