Lenin, 145 años de historia

0
13

No es moda el marxismo, como tampoco el leninismo en una era donde el verdadero pensar, el que se ajusta a las necesidades genuinas del género humano, se verifica a contracorriente. Ahora pudiera parecernos casi prehistoria que haya nacido el 22 de abril de 1870, en el siglo XIX, en la lejana provincia rusa de Simbirsk.

Lenin habría de pagar los platos rotos del stalinismo y de otras tantas corrientes que le sucedieron en el tiempo, y que en su nombre cometieron toda suerte de tropelías y de errores.  A eso habría que añadir al paso aplastante de los años, sobre todo cuando repercute en el orden psicológico.

 Hasta hace muy poco, Lenin seguía siendo uno de nuestros contemporáneos. Al fin y al cabo, dirigió la fabulosa epopeya de la Revolución de Octubre, con la cual muchos historiadores aseguran que se inició realmente el siglo XX. Pero ya andamos por la segunda década del XXI, en un milenio tercero, y el creador del primer Estado Socialista, se alejó demasiado en la perspectiva. 

 Libros y referencias aluden insistentemente en el nombre, Vladimir, que en antigua lengua eslava significa “el que domina al mundo”. También denotan la relación especial, con sus altas y sus bajas, de Volodia Uliánov con su hermano mayor Alejandro.

 Toda la saga ulterior terminó eclipsando, por supuesto, un capítulo formidable en la vida de Lenin. La hermana Ana publicaría después el libro Recuerdos, donde se expone un cuadro tan humano del futuro líder de los bolcheviques, sobre todo, cómo se forjó la complicada personalidad de Vladimir Ilich, su admiración al hermano con quien chocaba a menudo, y cuánto determinó en los actos posteriores la ejecución de Alejandro por participar en un complot para matar al Zar. No son ya best-seller los libros de Lenin, ni siquiera los que fijan la responsabilidad de emancipar. Así y todo, ahora que recordamos otro aniversario de su natalicio, es pertinente regresar a una literatura funcional que clama esencialmente justicia para los preteridos del mundo.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre