Leer a Carpentier, un descubrimiento permanente

0
20

Alejo CarpentierLa obra literaria de Alejo Carpentier supone un ejercicio enriquecedor con el intertexto. Comúnmente se habla del temor de alguna gente de adentrarse en esa presunta selva, en tal caso se alude al peligro de perderse entre la naturaleza prolija extendida por un narrador, no solamente culto, sino esencialmente comunicador, que no repara en ofrecer todas sus claves, sin dejar ninguna para sí. Otros hablan de la necesidad de llevar un diccionario como una especie de amuleto para salir airosos de semejante aventura.

Bien, cargar con semejante herramienta, ni disminuye al lector, ni demerita al escritor. Y de paso, desempolvamos y damos utilidad activa a esas bitácoras lexicales que nos ofrecen las academias en sus búsquedas por la naturaleza interior de los pueblos. Sin embargo, habría que regresar a aquella propia advertencia de Carpentier, de que ninguna palabra cae en el vacío. En cada una de ellas hay algo de la que antecede y mucho de la que le sucederá.

 En ese proceso encantador, casi convertimos la lectura en descubrimiento permanente. Es como si cada palabra generara por sortilegio la que le sigue. Efectivamente, más de una vez encontramos en la narrativa de Carpentier alguna clave desconocida, y sin embargo, ese mecanismo construido tal vez conscientemente por el autor, nos esclarece en el mismísimo acto de la lectura, sin necesidad de consultar al amigo diccionario por muy cercano que esté.

 Ese suceso formidable suele complicar cualquier proyecto de transponer la obra de Carpentier en otra manifestación de las artes, como el cine, por ejemplo. Los críticos se ensañaron en su momento con la propuesta de El Siglo de las Luces, de Humberto Solás, sobre todo en aquel cuadro en que se pretende describir al enfermizo Esteban, en la conocida casa de la calle Empedrado del centro histórico de La Habana. De todas formas, siempre resultará saludable aventurarse en ese viaje por las novelas de Carpentier, que a la larga siempre será el tributo mejor a su memoria.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre