Homenaje

0
22

El haber nacido en un hogar humilde, no le impidio al pequeño  Lázaro Peña González,  soñar con ser un gran violinista, pero el fallecimiento de su padre, lo obligo a renunciar a la escuela y  principalmente a su infancia, iniciando en la vida laboral para ayudar al sostén de su familia.

Peña tuvo que desempeñarse como mandadero, lector de tabaquería y aprendió el oficio de torcedor. 

Las fuertes jornadas de trabajo no le impidieron desarrollar una afición por la lectura, la que le permitió ampliar su perfil cultural de forma autodidacta y crear un admirable estilo como escritor, reflejado primero en los lemas antimperialistas y antimachadistas, así como manifiestos y proclamas escritos por él. 

Por su brillante inteligencia y talento innato para dirigir fue elegido para diversos cargos sindicales, participó activamente, junto a los trabajadores en la lucha contra la dictadura de Gerardo Machado y producto a sus actividades, sufrió prisión y tortura en varias ocasiones.

El saber escuchar y esa labor educativa con la que anticipaba los derechos del proletariado, convirtió a Lázaro Peña González en esa guía certera del movimiento que hizo crecer las filas del proletariado cubano.

A principios de 1973, por sus reconocidos méritos y capacidad organizativa fue nombrado, jefe del Departamento de Organizaciones de Masas en el Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

Su frágil salud no le impidió consagrarse a la preparación del histórico Décimo Tercer Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba, con su participación directa en la elaboración de las Tesis del foro encaminado a debatir variados y complejos temas del acontecer político, económico, social, laboral y sindical. Este gran hombre trabajó hasta su último aliento. Falleció el 11 de marzo de 1974.

A 44 años de su desaparición física y hoy cuando se cumplen 107 años de su nacimiento, para  los trabajadores del sector Tabacalero  el ejemplo de honradez y cumplimiento del trabajo de su líder histórico Lázaro Peña González, fundador de la Central de Trabajadores de Cuba, y de la Federación Sindical Mundial, es bandera para asumir los nuevos retos y ratificara sus compromisos con su aporte económico al país.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre