Las medallas de Jesús, una prueba de virtuosismo

0
18

La historia de Cuba está plagada de hazañas y emociones. Desde la victoria de enero en 1959 con la entrada triunfante de los rebeldes a las comunidades hasta nuestros días con la entereza de hombres y mujeres aferrados a las conquistas, el devenir de aconteceres marca una notable diferencia de la Mayor de las Antillas con otras regiones del mundo.

La Gesta de Playa Girón, la lucha contra bandidos, las innumerables acciones para denunciar el terrorismo contra nuestro país, el bloqueo cruel de Estados Unidos hacia Cuba son parte de la vida y del protagonismo de quienes escogieron como destino la defensa del suelo patrio. 

Jesús Hernández, uno de esos lajeros que no temieron a la muerte ante el deber de defender a su patria hoy se siente orgulloso porque recibe el homenaje de su pueblo. 

En su pecho, una medalla más, la que patentiza el aniversario 60 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y una muestra de su virtuosismo. 

Jesús acopia además una larga trayectoria en los Comités de Defensa de la Revolución como fundador de esta organización en cuyo seno ha combatido, no con las armas, pero sí con la fuerza de sus brazos y sus ideas. 

Más de medio siglo cumplen los CDR, ese espacio popular que recibe de los más experimentados como Jesús las vivencias del pasado y de los más jóvenes la frescura de las nuevas tareas.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre