Lactancia Materna, salud y amor

0
20

Más de 170 países celebran durante la primera semana de agosto, la Jornada Mundial de la Lactancia Materna. Una forma excepcional de sensibilizar acerca de la importancia de ese alimento para el bebé recién nacido pues le garantiza salud y lo inmuniza de varias enfermedades. 

Según bibliografías acerca del tema, la lactancia natural se recomienda como alimento exclusivo durante los primeros seis meses de vida pues aporta los nutrientes necesarios para el desarrollo del niño en su primera etapa de vida. 

En nuestro país, profesionales de la salud insisten en el uso de la leche materna porque esta proporciona un desarrollo sensorial y cognitivo,  protege al niño de las enfermedades infecciosas y las enfermedades crónicas y de otras frecuentes en la infancia, tales como la diarrea o la neumonía. 

Pero no solo se beneficia el bebé con ese alimento; lactar contribuye a la salud y al bienestar de las madres, pues reduce el riesgo de cáncer de ovario y mama.

La leche materna acompaña al bebé y a la madre en alguna salida o paseo, no necesita recalentarse y ahorra recursos económicos a la familia. 

Quien ha vivido esa experiencia sabe que el momento de lactar es único e insuperable, pues la madre tiene ese contacto físico con su pequeño o pequeña, lo acoge en su regazo, le brinda calor, le canta o le conversa y así se inicia una relación estrecha entre madre e hijo. 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la leche materna durante los primeros seis meses y hasta los dos años, salvaría a  unas 800 mil vidas infantiles.

Desde el primero y hasta el siete de agosto se celebra una Jornada de salud, amor y vida.

 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre