La vigencia del Che en los jóvenes

La vigencia y el legado de Ernesto Guevara de la Serna, el Che, ha marcado la vida de generaciones de lajeros.  Desde edades tempranas los pobladores de la capital de Mayabeque se acercan a su pensamiento y obra con la perspectiva de inspirarse y seguir su ejemplo.

Guevara, más allá de su muerte se convirtió en símbolo, por su altruismo y elevados valores morales, ha sido faro para los desposeídos y luz para los que deciden encontrar el camino de la libertad. 

Para niñas y niños de San José de las Lajas el Che es un héroe que a diario ofrece una lección de amor a la patria, lealtad, disciplina, responsabilidad, firmeza y en ese legado se iluminan para forjarse como hombres y mujeres íntegros. 

Ejemplo de esto es Anastasio Rodríguez Salgado, un hijo de esta ciudad cabecera que al aproximarse a la historia del guerrillero heroico creció  en él una gran admiración, razón por la cual decidió al terminar la enseñanza secundaria optar por la Escuela Vocacional Militar Camilo Cienfuegos. 

De ese centro de estudios egresó con buenos resultados y años después pudo continuar el legado del Che al cumplir misión internacionalista en Angola y Nicaragua. 

Valores éticos y morales como los de  Anastasio caracterizan a  gran parte de la juventud cubana que es la máxima expresión de su ejemplo. La vigencia de su pensamiento y la trascendencia de sus actos no solo dan evidencias del hombre que fue, sino develan lo que significa para la juventud de hoy y del mañana.

Por favor valore el artículo

Artículos relacionados

Deje su respuesta

avatar
  Subscribir  
Notificar