La utilidad de la virtud en el rescate de los valores

La pérdida de valores es un tema que genera un profundo debate. Algunas personas inculpan a las instituciones escolares como principales responsables de su quebranto, otros atribuyen a las familias esta responsabilidad.

Lo cierto es que, al definirse los valores como los principios ideológicos, éticos o morales por los que se guía una sociedad no cabe duda de que el compromiso y el deber nos corresponden a todos.

En más de una ocasión hemos sido testigos o víctimas de tristes y vergonzosos hechos que reflejan la insensibilidad, la carencia de humanismo, de solidaridad y respeto de algunos ciudadanos.

El dependiente de ese establecimiento que no nos ofreció el mejor trato. Aquella persona del sexo masculino que olvidó su título de caballero e ignoró nuestra presencia durante el trayecto del ómnibus.

Esos individuos que sienten tan preciado su tiempo que no son capaces de detener su recorrido para recoger en sus automóviles a alguna de las personas agrupadas en la parada, aquejadas por el cansancio y la espera. Por  suerte estos no constituyen la mayoría.

Son unos cuantos los que adjudican esa carencia a la difícil situación económica que atraviesa Cuba, pero esto no puede significar una justificación ante los desagradables episodios mencionados.

La educación formal, la sensibilidad y la generosidad constituyen valores que deben inculcarse desde edades tempranas. En esta impostergable misión todos desempeñamos un importante rol, la escuela, la familia y cada uno de nosotros como miembros de esta sociedad. Somos nosotros mismos los únicos que podemos transformar esta realidad.Hago mías las palabras del más universal de los cubanos, nuestro José Martí ¨Tengo fe en el mejoramiento humano, en la vida futura, en la utilidad de la virtud…´´

La utilidad de la virtud en el rescate de los valores
5 (100%) 1 vote

Artículos relacionados

Deje su respuesta

avatar
  Subscribir  
Notificar