La solidaridad desde nuestras raíces

0
25

El  primer artículo del Partido Revolucionario Cubano creado por José Martí el diez de abril de 1892 advertía la necesidad de la independencia de Cuba y auxiliar y fomentar la de Puerto Rico.

De esta misma manera pensaba Antonio Maceo cuando decía que pediría permiso al gobierno que se instituyera en la soñada Cuba Libre para también ayudar al hermano pueblo puertorriqueño. 

De esta forma se ilustra la solidaridad de los hombres nobles que vivieron en nuestra isla y que con su sangre forjaron la Patria. 

Disímiles ejemplos se podrían citar desde el siglo 19 a la fecha que signifiquen las muestras de solidaridad de Cuba con otras naciones. 

En el libro “El Bogotazo” en entrevista concedida por  Fidel al periodista colombiano Arturo Alape, el líder histórico le menciona el proyecto de un congreso de estudiantes del hemisferio que contemplaba la solidaridad con Argentina en relación con la soberanía de las Islas Malvinas, también se mencionaba la causa independentista de Puerto Rico, la devolución a Panamá de la zona del canal, entre otros. 

En la década del 60, Cuba participó en los movimientos de liberación contra los colonialismos en África y en la concreción del sueño martiano de la Segunda Independencia de Nuestra América. El Che participó en ambos continentes y selló con su sangre ese principio irrenunciable de la Revolución. 

Miles de cubanos cumplieron misión internacionalista en Argelia, Angola con la Operación Carlota,  en Etiopía en la defensa del Ogadén y en Granada. 

Y es que ese sentimiento fraternal corre por la sangre de los cubanos. Médicos de toda la isla que  cumplen la consagrada misión en ayudar a los necesitados en más de 40 países. 

Los maestros con el Programa Yo sí puedo alfabetizaron a personas de cualquier edad que no sabían leer ni escribir en diversas partes del mundo. 

Los deportistas cubanos preparan física y mentalmente con los programas de Barrio Adentro a venezolanos. También  la misión cultural Corazón adentro  fomentó el desarrollo de las diferentes manifestaciones artísticas en el hermano pueblo bolivariano. 

Y es que Cuba anda de hermana por el mundo. Aquí en la Mayor  de las Antillas se forman médicos de otras naciones. 

La provincia Mayabequecuenta además con la Universidad Agraria Habanera que prepara profesionalmente a miles de jóvenes en ese sueño de ser útil a su patria desde el desarrollo de la ciencia y la técnica. 

En cada obra social y humana de solidaridad está presente nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro quien desde el alegato La Historia me Absolverá afirmó que Cuba siempre estaría al lado de las mejores causas de los pueblos de América Latina y del Caribe y que cualquier revolucionario perseguido encontraría un hogar en nuestro archipiélago. 

Durante nuestra existencia los cubanos hemos sabido significar la frase martiana: “La fraternidad no es una concepción es un deber”.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre