La sencillez como valor humano

0
19

La educación cubana enfatiza junto a la instrucción de los educandos la formación de altos valores humanos como premisa fundamental para obtener como resultado un ser humano útil por su capacidad de convivir en armonía sin que su actitud cause problemas a la sociedad.

La sencillez es una de esas cualidades que dotan al individuo de una potencialidad para convivir con los demás y a la vez satisfacer el buen propósito en cada circunstancia, pues al manifestar una conducta natural sin exageraciones ni extravagancias el individuo propicia buena comunicación entre las personas y con ella agilidad y buen ánimo en cada gestión.

Buscando en el Larousse la palabra sencillez respecto al ser humano encontramos que es calidad de sencillo. Poca dificultad. Ingenuidad.

Teniendo en cuenta este significado podemos imaginar que una persona portadora de la sencillez no es dada a poner trabas en el trato cuando en realidad no las hay y será propensa a buscar la solución de la manera más apropiada y dinámica a la vez que su fiabilidad aumente por ser además una persona sin maldad, sin doble sentido.

Y si así fuera, indudablemente estaríamos ante una persona muy idónea para muchos puestos de trabajo que en ocasiones permanecen ocupados por otras que son todo lo contrario.

El adjetivo sencillo corresponde por tanto a quien es franco en el trato. Llano. Hombre sencillo. Carente de refinamiento o artificio. Es decir, una cualidad que facilita la vida tanto al portador como a quienes reciben el impacto positivo de la conducta que lleva implícita la sencillez.

   

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre