La responsabilidad ciudadana también es vital

cambio-climatico Foto Citmatel

La sequía no es palabra muerta, al contrario, reafirma su condición de fenómeno cíclico alimentado por el cambio climático, y por eso los especialistas del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos reiteran su llamado al uso racional del agua.  ¿Cómo es posible? Pensarán muchos que todavía recuerdan dos picos de abundante pluviosidad en 2018? Pues sí, es preciso hacer un uso racional del agua con el fin de minimizar el impacto de ese fenómeno, agravado por las altas temperaturas.

En San José de las Lajas, como en otros territorios del país, existe un Grupo de trabajo temporal con la responsabilidad de evaluar y controlar: el cumplimiento de las medidas previstas en los planes de reducción de desastres, el balance de agua por los consumidores estatales y formas no estatales de gestión, entre otras acciones.

Si las fuentes de agua subterráneas  no se comportan estables con respecto a otros períodos, la responsabilidad ciudadana tiene que ser superior en aras de contribuir al ahorro del preciado líquido.

Para garantizar el alimento animal en tiempo de seguía, la Empresa Agropecuaria Nazareno del territorio lajero es un ejemplo en ese sentido, posee fincas donde se cultivan especies ricas en proteínas y nutrientes necesarios para el crecimiento del ganado vacuno.

La agricultura, la industria y los servicios también requieren del agua y ello implica un gran esfuerzo de todos para minimizar en lo posible las consecuencias de la sequía.

 

La responsabilidad ciudadana también es vital
5 (100%) 1 vote

Artículos relacionados

Deje su respuesta

avatar
  Subscribir  
Notificar