La radio: Una huella en el tiempo (+Fotos y Audio)

La radio es el vehículo o soporte físico que sirve para que una persona (emisor) transmita un determinado mensaje a otra (receptor), bajo ciertos códigos o signos. Desde su fundación en 1922, este medio asentó la historicidad que lo ha convertido en vital, no solo para la información y el entretenimiento, sino al propio tiempo, para la promoción de cultura e identidad.

Actualmente Cuba cuenta con una emisora internacional, siete emisoras nacionales y noventa y seis ubicadas por todo el país, con alcance nacional, provincial y municipal. Cada una posee rasgos distintivos que las identifican desde el sonido.

Radio Camoa inició sus transmisiones el 17 de febrero de 1972 desde San José de las Lajas, en la entonces provincia de La Habana, hoy Mayabeque. La “emisora joven”, como la conocen sus oyentes, desde su salida al aire confirió gran importancia a los recursos expresivos que la identifican. Por esa razón, la renovación de los mismos ha estado presente en cada etapa de creación.

En los archivos de esta emisora no se conserva la primera identificación de la entonces Radio San José. Los fundadores solo recuerdan que la misma contaba con la voz del locutor Carlos Alberto Pérez.Para el año 1976 se selecciona el tema musical “Guajira 2000” de Juan Pablo Torres, el que subrayaba aquel mensaje en la voz de la locutora María Elena García: “Esta es Radio Camoa, transmitiendo por los 1490 KHz, para los municipios de Bejucal y San José de las Lajas, desde la zona ganadera e industrial centro de nuestra provincia. En Cuba, territorio libre en América”.

Los años 90, una década riada de creatividad en Radio Camoa, renovaron esta forma de presentación. Fue el realizador Nivaldo Machín de la Noval quien seleccionó el preludio de una pieza musical de Amaury Pérez Vidal para aseverar: “Esta es Camoa, el sonido joven de La Habana, desde San José de las Lajas” en las voces de María Elena García y René Parapal.

En esa misma década surge la inquietud por encontrar un nuevo sonido que identificara la planta radial. Uno original, que representara la vida del territorio lajero, con timbres contemporáneos y que tuviera variaciones para diferentes ocasiones como días festivos o luctuosos.

Fue a través del destacado músico lajero Tony Pedroso que ese deseo llegó al maestro Frank Fernández. Este se dio a la tarea de crear las siete variaciones originales que aportó, desinteresadamente, para identificar a Radio Camoa. Son temas que caracterizan tambiénal territorio de San José de las Lajas, con sonidos que sugieren el ambiente de sus industrias, timbres y ritmos que seducen a la audiencia de todas las edades.

Cada tema, desde su obertura, cumple diferentes funciones: anticipativa, porque revela implicaciones de un mensaje aún no escuchado, local-referencial al propiciarle al oyente la relación mental con el ambiente del territorio, sus fábricas, centros científicos; emotiva, cuando provocan esa sensación en el público y rítmico –temporal cuando aportan ritmo y continuidad al mensaje en la voz de la locutora María Elena García: “Esta es Camoa, por los 97.9 y 103.9 de Frecuencia Modulada, desde San José de las Lajas, capital de Mayabeque”.

Un buen ejemplo de cómo la música funge como instrumento facilitador de la recepción en el oyente, predisponiéndolo a mantenerse muy ligado al contenido de la propuesta radial, es el fragmento del “Himno del invasor” que recrea el Maestro Frank Fernández en estas piezas de apenas treinta segundos. Aquí se ponen de manifiesto las funciones: indicativa-temporal al evocar un período histórico y, conceptual al representar un pensamiento filosófico.

La función estética en estas obras se traduce en una imbricación de todos los elementos que las conforman, donde no solo el contenido resalta, sino también la forma en que se expresa.

Constituye una distinción para Radio Camoa contar con estas obras del maestro Frank Fernández. Por más de veinte años han provocado en nuestros oyentes ese efecto ilimitado de representar imágenes y significados, combinando  aspectos estéticos, culturales, utilitarios, funcionales y semánticos que hacen realidad en cada emisión… “Un sonido para ver”.

Por favor valore el artículo

Artículos relacionados

Deje su respuesta

avatar
  Subscribir  
Notificar