La música campesina, dueña de  la alegría

0
34

La peña Evelio Martínez llega a la Casa de Cultura de San José de las Lajascada domingo para demostrar que no envejece ni abandona su espacio, a pesar de las décadas que lleva cultivando la música campesina y elevando el valor de la décima, el repentismo y la cultura de la localidad.

En cada encuentro la décima trae más momentos de satisfacción al recrear el ambiente campestre, donde los participantes entran en fraternales disputas llenas de humor y  filosofía.

El repentismo es el vehículo de los debates que se resuelven siempre a verso limpio, en bravas controversias de los más inusitados temas, cuando del mágico sombrero empiezan a salir los “pies forzados” para que cada protagonista convierta en espinela la fantasía que ronda el concurrido espacio.  

No envejece la peña porque allí los años que se cuentan son los que lleva este espacio cultural trayendo satisfacción a sus creadores y a su público asiduo y entusiasta. Aunque los rostros asistentes pudieran parecer adultos, desgranan juventud cuando las carcajadas llenan de espíritu los corazones con el verso improvisado por fundadores y jóvenes del repentismo lajero y de Mayabeque.

Pero también la peña en su renovación amplía los horizontes como en esta ocasión,  cuando tuvo invitados especiales que desde otro ángulo enriquecen la poesía. El espacio Entre Bibliotecas llegó hasta allí con la poetisa Julia Cabalé, la investigadora cultural Mariza Sutil Benítez, también fundadora del espacio  y como figura invitada  el actor y declamador Jesús Marrero O’Farril.

En ameno intercambio el poeta Luis Alegría uno de los fundadores, sintetizó la historia de la peña Evelio Martínez y caracterizó el estado del repentismo en el territorio en la actualidad. De sus declaraciones se deduce que la peña campesina sigue adelante como cantera del repentismo en San José de las Lajas.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre