La mujer en el Deporte

0
13

La mujer cubana es sinónimo de entrega, pasión, amor y fidelidad entre otras cualidades, por eso la considero como esa fuerza  necesaria para impulsar cualquier proceso.

En la isla las féminas se destacan en las más diversas aristas. Es imposible hablar de logros de la Revolución sin que en ellos no esté el aporte de la mujer. El deporte es una de estas  esferas.

Ellas han sido un fuerte eslabón en la rica y triunfal historia de nuestro movimiento deportivo, gracias a sus altos niveles competitivos, así como por  su entrega y compromiso para dejar en alto en cada escenario el nombre de nuestro país.

A mi mente llega el recuerdo de la  jabalinista María Caridad Colón quien  en los Juegos de Moscú 80 en su primer disparo  logró el primer título olímpico de una mujer del área latinoamericana.

 Y si de perseverancia y abnegación se trata, es imposible no recordar a la corredora Ana Fidelia Quirot, una fémina que pese haber sufrido un accidente doméstico que la alejó del deporte, supo reponerse y regresar a las pistas para realizar su mejor hazaña,  triunfar en los escenarios más rigurosos.

 En la Mayor de las Antillas muchas otras  mujeres han sobresalido en el deporte, podemos mencionar a las espectaculares morenas del Caribe, a las judocas que con memorables  actuaciones levantaron graderíos por todo el mundo, así como a las atletas paralímpicas del atletismo que tantas alegrías han regalado a nuestro pueblo.

Además existen otras que han dejado su impronta del magisterio en países de Centroamérica, el Caribe y Sudamérica, al contribuir con su colaboración a muchas de esas victorias logradas por atletas de esas naciones hermanas en certámenes internacionales.

Si en estos momentos se escribiera un libro sobre la trayectoria de la mujer cubana en el Deporte, este debe reservar muchas páginas en blanco porque aun quedan hazañas por contar.

 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre