La felicidad existe

la felicidad-foto-archivo-Maricel-Glez-Suarez

Más de una vez he escuchado a algunos afirmar que la felicidad no existe. Los argumentos van y vienen en esa manera desenfrenada de necesitar hasta lo imposible para sentirse feliz; sin embargo, más allá de esa mirada, yo estoy en el bando de los que creen que la felicidad está en la medida en que seamos capaces de descubrirla y defenderla.

Para mí la felicidad existe. Está en la sonrisa infantil que desde la mayor inocencia exige vivir en paz, en los adultos mayores que a diario ratifican el deseo de vivir a plenitud, en la juventud de hoy, auténtica, con sueños y metas por cumplir.

Está en los que a diario nos proponemos desestimar el mal humor, porque en la gracia, la honestidad, la disciplina y el talento van herramientas imprescindibles para hacer este tiempo propio de gigantes.

La felicidad existe si somos capaces de descubrir la belleza de los amaneceres, si precisamos que no importan las distancias para saber que una buena acción lleva por inspiración la patria.

La felicidad existe si reconocemos que la amistad es un puente indestructible y que sostenerla con sinceridad y gratitud nos hace mejores personas.

La felicidad existe, cuando prevalece la cultura del detalle, recibimos un buen servicio, no habita la burocracia y apreciamos belleza y calidad en cuanto nos rodea.

La felicidad puede habitar por encima de las carencias que tanto mortifican, de los obstáculos que nunca faltan, de las incomprensiones, de los problemas que nos agobian, del calor que obstina, del bloqueo que insiste en asfixiarnos, de los casi imposibles que muchas veces frenan los más atinados propósitos.

La felicidad existe porque desde mi perspectiva, es el acicate cotidiano para lograr el mundo mejor que está demostrado es posible lograr. Existe porque es una actitud ante la vida, en la que no podemos renunciar a ser felices, aun cuando sintamos que faltan luces para nuestros sueños.

Entonces, yo creo en la felicidad y creo en cuan necesario es preservarla, cuán importante es juntar las voces todas, los esfuerzos todos, las mejores ideas para abogar por la paz y por el freno a la guerra. Para defender la esperanza y así la vida.

Como dice el trovador cubano Silvio Rodríguez: No hacen falta alas para hacer un sueño…Basta el buen sentido del amor inmenso.

 

 

La felicidad existe
5 (100%) 3 votes

Artículos relacionados

1
Deje su respuesta

avatar
1 Hilos de comentarios
0 Respuestas de hilo
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Hilo de comentarios más caliente
1 Autores de comentarios
miki Autores de comentarios recientes
  Subscribir  
el más nuevo el más viejo más votados
Notificar
miki
Invitado
miki

Bien dicho 🙂