La familia frente a la esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple es una enfermedad del sistema nervioso central. Es comúnmente crónica y se concibe como un desorden neurológico no traumático que causa gran daño en personas jóvenes en la etapa de máxima productividad.

La aparición de esta enfermedad puede ser el comienzo de un cambio en las relaciones paciente-familia; este tipo de situaciones suele, con frecuencia, generar tensiones en el seno familiar, que terminan reflejándose en una alteración funcional importante entre sus miembros.

El trabajo con la familia puede tener diversas aristas. Por una parte, nos encontramos con las actuaciones dirigidas a mitigar las consecuencias que la enfermedad de uno de sus miembros tiene sobre el resto, como individuos y como grupo familiar.

Por otra parte, ha de trabajarse la repercusión que la enfermedad tiene en las relaciones entre los miembros de la familia y el enfermo de esclerosis múltiple y cómo éstas pueden afectar el curso de la enfermedad o  la calidad de vida de este último.

Resulta evidente que el grado de dependencia del enfermo indica aspectos muy importantes a tener presentes, ya que va a determinar la menor o mayor implicación de la familia en sus cuidados, con todo lo que ello conlleva.

Por último, la intervención a nivel social debe implicar al enfermo y a la familia. Es importante incrementar y mejorar la red social de apoyo. En este sentido, los grupos de autoayuda y ocupacionales se convierten en instrumentos muy válidos de trabajo.

Sin lugar a dudas, la familia desempeña un rol primordial al asumir a uno de sus miembros con esclerosis múltiple, etapa en la que es imprescindible  la ayuda psicológica y en la que además resultan vitales el apoyo, la comprensión y el amor.

La familia frente a la esclerosis múltiple
5 (100%) 3 votes

Artículos relacionados

Deje su respuesta

avatar
  Subscribir  
Notificar