La energía solar al servicio de la ganadería

La preservación de los recursos naturales como vía para garantizar la vida en el planeta Tierra es una de problemáticas en la que se centra la mirada de muchos científicos y gobernantes a nivel mundial. Cuba no permanece al margen de esta realidad.

Como parte de  una iniciativa del Ministerio de la Agricultura potencia en  la isla la instalación de paneles solares fotovoltaicos en unidades ganaderas con el objetivo de  ahorrar electricidad con la generación de corriente a través del uso de fuentes  de energías renovables  que no afecten el  medio ambiente.

Recrías, vaquerías y  centros  destinados a la ceba de toros  en San José de las Lajas han sido beneficiados con esta tecnología que permite el calentamiento de  los sustitutos lecheros para la alimentación de los terneros y  de los  animales en mejora genética, así como facilita el ahorro de electricidad  de cada unidad y  de las viviendas de los trabajadores que residen en  estos centros.

Hasta la fecha  más de 30 entidades poseen este tipo de tecnología que aprovecha la energía solar para generar electricidad, cifra que se prevé ampliar en los próximos años.

Los paneles solares son  dispositivos diseñados para captar parte de la radiación solar y convertirla en energía para calentar algo o producir electricidad sin ruido,  sin necesidad de utilizar  grandes tendidos eléctricos y que  no  genera contaminantes atmosféricos.

A estas acciones por preservar los recursos naturales no renovables y garantizar mayor calidad de vida a los habitantes se suman las labores de reforestación de áreas boscosas, la construcción de tranques de aguas y el uso de productos biológicos en los cultivos entre otras tareas que confirman el compromiso de los trabajadores de ese sector de proteger el planeta tierra.

Por favor valore el artículo

Artículos relacionados

Deje su respuesta

avatar
  Subscribir  
Notificar