La décima habita en Mayabeque

0
11

La décima también encontró cobijo en Mayabeque. Se cultiva en cada cooperativa, en la ciudad, en las Casas de Cultura, en alguna peña que le abra sus puertas, en cada coterráneo que sueñe su existencia en versos octosilábicos. 

Desde edades tempranas se crean en los niños y niñas ese amor por la espinela. De ahí los talleres de repentismo infantil en los municipios de la provincia, en los cuales, se aprende sobre la métrica, la rima, recursos literarios, la utilización de instrumentos musicales como el laúd y el tres, labor esta que se verifica con el Evento Anual “Punto y más”. 

Los adultos también le cantan a Mayabeque a través de la bien denominada “estrofa nacional”, un suceso común para Iberoamérica. Por ello, se desarrollan como espacio habitual, las peñas culturales en los once municipios de la provincia. 

La Casa de la Décima tiene una labor importante en esa tarea cotidiana con sus especialistas, quienes destacan en sus clases ese género como una de nuestras tradiciones. 

La radio y la televisión de la provincia más joven del país también son multiplicadores de la costumbre al acoger en cada emisión a decimistas y repentistas. 

La décima vive en Mayabeque, cada guateque es su hogar, a ella se designa toda celebración colectiva donde se encuentre un poeta.

 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre