“La batalla es contra el mosquito”, afirmó el ministro cubano de Salud

0
15

“No existe ningún caso de Zika en Cuba, pero debemos estar prevenidos, debido a que mientras haya mosquito y un posible infectado que puede venir de cualquier lugar del mundo, se puede producir la triada de enfermo-mosquito-hombre sano, y a partir de ahí propagar cualquiera de las cuatro enfermedades”, expresó en conferencia de prensa  Roberto Morales, Ministro de Salud Pública.

Precisa www.cubadebate.cu que fue presentado este martes el Plan de acción para la prevención y enfrentamiento a enfermedades transmitidas por los mosquitos Aedes Aeypti y Albopictus, como Zika, Dengue, Chicungunya y Fiebre Amarilla.

El titular de la Salud Pública en Cuba  informó que la situación epidemiológica en la Región de las Américas es compleja por la circulación de varios virus transmitidos por los mosquitos del género Aedes (Aedes aegypti y albopictus), que ocasionan el Dengue, la Fiebre por el virus de Chikungunya y la Fiebre por el virus de Zika, estas dos últimas detectadas por primera vez en la región a partir del 2013 y 2014 respectivamente.

Dijo además que la Fiebre por el virus de Zika se acompaña de un incremento de casos con complicaciones neurológicas (Síndrome de Guillain Barré) y de microcefalia caracterizada por una disminución del diámetro de la cabeza y una discapacidad mental severa en hijos nacidos de madres que la padecieron.

A punto de partida de esta situación, el Ministerio de Salud Pública emitió alerta epidemiológica el 23 de diciembre del 2015, enunciando lo principales elementos para la vigilancia, prevención y control de esta enfermedad.

El riesgo de introducción en el país es elevado, debido a la amplia cooperación e intercambio internacional, los elevados niveles de infestación del mosquito transmisor en 55 municipios del país, que interesa a todas las provincias y la alta susceptibilidad de nuestra población a estas enfermedades.

En Cuba, durante el año 2015, se confirmó la circulación de tres de los cuatro serotipos del virus dengue y transmisión en todas las provincias.

En 2016 (hasta el 18 de febrero), se reporta transmisión en once provincias: La Habana, Matanzas, Camagüey, Las Tunas, Holguín, Santiago de Cuba, Guantánamo, Pinar del Rio, Mayabeque, Villa Clara y Ciego de Ávila y el municipio especial Isla de la Juventud.

En el 2015 se diagnosticaron además, 28 casos con Fiebre por el virus de Chikungunya, en las provincias Santiago de Cuba, La Habana, Camagüey, Mayabeque, Las Tunas y Matanzas. Este año no se han diagnosticado casos.

Factores como la inadecuada calidad técnica del trabajo antivectorial, la persistencia de condiciones medio ambientales desfavorables, la escasa participación popular en la solución de los riesgos y la situación climatológica, han condicionado que persistan altos niveles de infestación en el país y transmisión de dengue.

La principal tarea es eliminar o disminuir los factores que condicionan la alta infestación de Aedes aegypti y albopictus, de manera que no ofrezcan peligro para la propagación de enfermedades transmitidas por estos, con la participación de todos los sectores, la implementación inmediata de acciones sostenibles de vigilancia; así como garantizar el reforzamiento de las medidas de control sanitario internacional y el respaldo asistencial de los pacientes que puedan padecer estas enfermedades.

Si tenemos en cuenta que para lograr contener la transmisión de estas enfermedades es preciso contar con un sistema de que disminuya o elimine los riesgos ambientales para que el mosquito se reproduzca, ahí estábamos ya en los temas conocidos como salideros de agua limpia y albañales, la ineficiente recogida de basuras y escombros y la insensatez con que algunas familias se conducen en el interior de sus viviendas así como muchísimos organismos y empresas.

A estas preguntas de los periodistas el ministro informó que Recursos Hidráulicos se ha comprometido a dar una fuerte batida a los salideros en la vía, y entidades locales intensificarán la recogida de basuras. “No pretendemos acabar con los viejos problemas de este tipo en un tiempo breve, pero el alivio se verá”, afirmó Morales.

El hecho de que más de nueve mil efectivos de las FAR se integren a estas labores el ministro dijo que la disciplina y la adnegación de esta fuerza va a ser decisiva en esta tarea.

Los organismos de la administración central del Estado, entre ellos el Ministerio de Relaciones Exteriores, tanto dentro como fuera de fronteras tomarán parte en este plan. Los colaboradores cubanos deberán tener un seguimiento de temperatura 10 días antes de embarcar a Cuba. Y habrá exigencias en las Aduanas, Puertos y cualquier sitio por donde haya entrada a la isla.

 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre