HURACANES: mucho trabajo por delante

0
17

Hoy quiero referirme al comienzo de la temporada para los llamados “Huracanes de Mayabeque” en el inicio de la Serie Nacional de Beisból, cuya edición 54 ya cubrió la primera de sus 15 subseries por lo que restan al calendario 42 partidos en su fase inicial.

Se sabía que el comienzo sería duro para Mayabeque: Industriales y Matanzas no son solo equipos favoritos para clasificar a la siguiente fase del campeonato, sino candidatos directos a estar, cuando menos, entre los cuatro grandes del torneo.

 No obstante, no creí en una barrida azul frente a los de nuestra provincia, aún jugando en el Latinoamericano. Sin embargo la triste realidad es que Mayabeque fue barrido con marcadores de 8×0, 5×1 y 4×2 y padeciendo una enfermedad que mucho daño hizo en la campaña pasada: la gran cantidad de corredores dejados en circulación.

 Esta vez Mayabeque solo pudo anotar 3 veces en 27 inings y sus bateadores dejaron en total a 28 corredores en circulación, 10 en el primer juego, 7 en el segundo y 11 en el tercero. En un equipo donde no hay jonrroneros las carreras hay que “fabricarlas” a golpe de estrategias ofensivas donde primen el corrido de las bases, el alcanzar una almohadilla más y dar la conexión que impulse a los compañeros hacia el home plate. Si esos factores no se conjugan los lanzadores la tendrán muy difícil en el Campeonato y ganar juegos se convertirá en una quimera.

 Es cierto que estamos en el comienzo de la Serie, que todos los rivales no tienen el mismo nivel que Industriales. La mayoría están parejos con Mayabeque y otros hasta por debajo pero la barrida sufrida en la capital tiene que servir de enseñanza para lo que resta del Campeonato. Dennis Laza, Jorge Luis Barcelán, Dunier Ruíz y Joel Mestre tienen la responsabilidad de impulsar las carreras y cuando ellos no producen las opciones de éxito se reducen a la mínima expresión.

 Otro punto neurálgico es el pitcheo relevo. Mario Batista y Elián Leyva dos lanzadores lajeros con experiencias en los clásico cubanos y que incluso han sido llamados para reforzar otras nóminas en segundas etapas pasadas no estuvieron efectivos en el Latino y de su labor dependerá lo que pueda hacer Mayabeque en las venideras subseries.

 A favor de Mayabeque puedo argumentar la labor de los abridores, en especial la de Rogelio Quesada (San José de las Lajas), quien en 5 inings solo permitió 1 carrera a los azules, aunque José Betancourt (Bejucal) y Sergio Eduardo Luzardo (Melena del Sur)  también hicieron lo suyo. En los tres casos siempre lanzando con mucha presión por la débil oportunidad a la ofensiva de sus compañeros.

 Desde este viernes comenzará la subserie frente a Matanzas en el “Victoria de Girón”. Es posible que veamos debutar como abridor al juvenil Yosuán Gil y de nuevo suban al montículo José Betancourt y Sergio Eduardo Luzardo pues no hay mucho de donde escoger. De cualquier manera y parafraseando al profesor Javier Gálvez es fácil encontrar al pitcher que tire la primera bola, difícil es tener al que tire la última.

 La serie apenas comienza, confiemos en los Huracanes. En definitiva un equipo no es tan bueno como cuando gana ni tan malo como cuando pierde.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre