Hipotiroidismo

0
15

El hipotiroidismo, o actividad tiroidea baja, significa que la glándula tiroides no produce suficiente cantidad de hormonas. Esta glándula está ubicada en la parte frontal del cuello, justo debajo de la nuez de Adán, y produce hormonas que controlan el metabolismo, o el ritmo de los procesos del cuerpo, e incluye factores como la frecuencia cardíaca y la rapidez con que usted quema calorías por solo citar dos ejemplos.

 

Las mujeres, en especial las mayores de 50 años, tienen más probabilidades de tener hipotiroidismo que los hombres. Si se deja sin tratar, el hipotiroidismo puede provocar obesidad, dolor en las articulaciones, esterilidad y enfermedades del corazón. Cualquier persona puede desarrollar la afección, incluidos los lactantes o niños menores de 1 año y los adolescentes.

Existen varias causas que favorecen a la aparición del hipotiroidismo entre las que sobresalen la tiroiditis de Hashimoto,  los anticuerpos atacan la tiroides e impiden que produzca suficiente cantidad de hormonas;  tratamiento para el hipertiroidismo, afección en la que el cuerpo produce demasiada hormona tiroidea; la radioterapia en los procesos malignos;  cirugía de tiroides y el uso de determinados medicamentos.

A estas se suman la  enfermedad congénita,  trastorno pituitario que  impide que la hipófisis produzca la cantidad adecuada de hormona estimulante de la tiroides;  el embarazo y la deficiencia de yodo,  la sal de mesa tiene yodo agregado para asegurar que todas las personas tengan el necesario para vivir.

Los síntomas del hipotiroidismo tienden a desarrollarse lentamente. Pueden ser diferentes según el caso. Los indicios iniciales incluyen fatiga y pereza leve. A medida que el metabolismo se hace más lento, es posible que desarrolle otros síntomas como aumento de la sensibilidad al frío, estreñimiento, piel pálida y seca, cara hinchada, voz ronca, nivel elevado de colesterol en la sangre, aumento de peso inesperado, dolores musculares, retorcijones, sensibilidad o rigidez, dolor, rigidez o hinchazón en las articulaciones.

En las mujeres  los periodos menstruales son más abundantes, aparece depresión, agrandamiento visible de la tiroides, cabello y uñas débiles, además de frecuentes olvidos.

Los bebés que nacen sin glándula tiroides o con una tiroides que no funciona adecuadamente, al principio no tienen muchos síntomas. Es posible que tengan color amarillento en la piel y en la parte blanca de los ojos (ictericia), cara hinchada, atragantamientos y una lengua larga que sobresale ligeramente.

A medida que la enfermedad avanza, los lactantes pueden presentar problemas para alimentarse, es posible que no crezcan ni se desarrollen con normalidad, que tengan estreñimiento, un tono muscular deficiente y que sean muy somnolientos.  Si no se trata, el hipotiroidismo en los lactantes puede provocar un retraso físico y mental.

Los niños y los adolescentes que desarrollan hipotiroidismo tienen los mismos síntomas que los adultos, pero también pueden experimentar crecimiento lento, retraso del desarrollo de los dientes permanentes, de la pubertad y desarrollo mental lento.

El hipotiroidismo puede provocar otros problemas de salud como el bocio. En este caso, la tiroides se agranda y genera un bulto hinchado en el cuello, que  puede afectar su aspecto e incluso puede dificultarle tragar o comer.

También puede ocasionar mayor riesgo de enfermedades cardíacas lo que provoca niveles altos de colesterol “malo” (LDL), problemas de salud mental como la depresión, la cual puede empeorar con el tiempo, en especial, si se deja sin tratar; mixedema, afección poco frecuente, que pone la vida en peligro, caracterizada por una intensa sensibilidad al frío, somnolencia seguida de intensa pereza que provoca la pérdida del conocimiento e incluso un estado de coma; esterilidad en la que los niveles hormonales bajos pueden hacer que a una mujer le resulte difícil quedar embarazada.

El tratamiento para el hipotiroidismo consiste en la administración diaria de una hormona tiroidea sintética en forma de píldora, que regulará los niveles hormonales y hará que el metabolismo vuelva a la normalidad. También reducirá el colesterol y es posible que ayude a revertir el aumento de peso.

Obtener la dosis adecuada de la hormona tiroidea sintética puede llevar algunos intentos. Acuda al médico y siga sus indicaciones.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre