Hagamos un mundo mejor

0
24

Uno de los principales titulares que trasciende en la prensa de estos días anuncia que una brigada médica cubana viajó a Perú para asistir a damnificados por intensas lluvias.

En esta ocasión alrededor de 20 000 personas en Perú son asistidas y salvadas de contraer enfermedades riesgosas para sus vidas, gracias a la mano generosa de médicos, enfermeros, técnicos y todo el personal de la salud que se mantiene allí cumpliendo con el sagrado deber del internacionalismo.

Y en esta humana labor destacan estos soldados de estirpe, con una poderosa carga de virtud. Este ejército de la Mayor de las Antillas posee un aval de más de diez años de experiencia en el cumplimiento de variadas misiones.

Y el mayor inspirador de este acto grandioso es, sin duda alguna, nuestro Comandante en Jefe, Fidel Castro que certificó: “Tenemos delante un largo camino, tenemos delante una gran tarea en nuestros pueblos, en nuestros continentes, en nuestras obligaciones con los demás pueblos, y cumpliremos nuestro deber de solidaridad”.

Desde San José de las Lajas, capital de Mayabeque, también sobresale el quehacer altruista de estos hombres y mujeres que responden al llamado sin vacilar, poniendo por delante al deber, sin temer al contagio con enfermedades como el évola, el dengue, el chicunyunga, la fiebre amarilla y otras.

Ellos que, de forma quijotesca, arriesgan su vida al enfrentar intensos desastres naturales en lugares intrincados muy lejos de sus hogares y sus familias. Lajeros que se colocan cerca de la muerte y el peligro porque los asiste el amor por otros, más necesitados y desprotegidos.

Junto a los 50 000 colaboradores que se hallan en 62 países del mundo, los internacionalistas de San José de las Lajas son dignos representantes de ese valor humano encumbrado por los revolucionarios. 

Es el humanismo uno de los valores que nos caracteriza en cualquier lugar de este planeta, por eso pertenecemos a esa masa amante del Apóstol que aseguró: “Patria es humanidad”.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre