Gran impacto del filme cubano Conducta en los cinéfilos de estos tiempos

0
14

adaduran@enet.cu Niños protagonistas del filme cubano “Conducta” con Yamarachi Torres en La Casa del Chocolate ubicada en La Habana, el domingo 23 de marzo.

En todos los espectadores del filme cubano Conducta las lágrimas se saltaron de los ojos. No me cabe la menor duda: la trama es dura, pero real.

En mi larga carrera como profesora de Español y Literatura encontré niños como Chala. Traviesos y rebeldes, pero tan indefensos, a causa de una familia disfuncional que requirieron de mi cuidado maternal.

 Infinitas fueron mis jornadas de reflexión ante los casos de alumnos con problemas, largas resultaron las horas en la discusión con padres y familiares, así como de charlas educativas con estudiantes de secundaria y preuniversitario. Nunca me alcanzaban las jornadas para influir en los problemas de mis alumnos.

Esta historia la reviví gracias a la autenticidad de Carmela, quien nos hace parte de la trama y sentí en esas clases de Español mi propia voz, educando con dulzura, tratando de modificar actitudes muchas veces sin respuestas positivas.

Para todos los que hemos sido profesores, mirarnos en el espejo de Carmela es revivir nuestros peores y mejores momentos de la profesión.

Sin dudas, este filme estremece y se gana a los espectadores tal y como lo logró El chicuelo de Charles Chaplin.

Sobresalen además la fotografía, la ambientación, y un cuadro de actores de relevancia, especialmente los niños, tan naturales en su actuación. Entre ellos, Armando Miguel Gómez, Chala, y Alina Rodríguez, Carmela,  quienes se acoplan perfectamente en un dúo inolvidable.

Conducta es una obra de arte preñada de valores humanos, tantos, que cada quien encuentra uno diferente.

Este regalo lo agradecemos a su director Ernesto Daranas licenciado en Pedagogía y Geografía con un importante  desempeño en el Cine, el Teatro, la Televisión y la Radio.

 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre