Genovel, el camarada

0
18

El saludo de Genovel Castañeda Juárez se había hecho habitual en Radio Camoa, como asiduo colaborador de los programas informativos de la emisora de San José de las Lajas.

 Desde el Instituto Nacional de Ciencias Agrícolas, (INCA) donde asumía la responsabilidad de la Divulgación, llegaba cada mañana con  propuestas interesantes: el diálogo con protagonistas de esa institución científica, el comentario sobre un tema vital relacionado con el desarrollo de la ciencia o las noticias e informaciones que generaba a diario el colectivo.

 Así su saludo: “Buen día mi camarada”   devino imprescindible para quienes aprendimos de las vivencias del reportero guatemalteco que llevó hasta el último de sus días a Cuba inscrita en su alma.

 Conoció la pobreza y llevó en su propia piel los horrores de la guerra, vivió el exilio y su vocación guerrillera le propinó duros golpes que marcaron su cuerpo y salud, más sobre todas esas huellas se levantó firme y emprendedor el corresponsal, que siempre tuvo como herramienta de primera mano su amor por esta tierra que lo acogió como hijo.

 Genovel, era de esas personas que no entendía de puertas cerradas, porque como bien decía: La prensa tiene el camino ante si, para que lleve la verdad hasta el infinito.

 Siempre tenía por compañía a la historia, esas vivencias que arroparon su vida, que llevaba como  valiosa joya que cuidaba y a la vez compartía, por eso conversar con él resultaba una lección y una convocatoria a defender la realidad cubana, quimera para millones de seres humanos en el planeta.

 Genovel Castañeda Juárez, no pudo ganar el último combate en que su corazón, agotado por todas las vicisitudes vividas se detuvo para el reposo final, más se hospeda en la memoria cual gladiador triunfal, que supo forjar desde la palabra la herramienta audaz para hacer la luz desde un periodismo propio, en el que la verdad y la razón calzaron la vocación humanista de “el camarada” como acostumbramos muchos a decirle.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre