Finca Santa Elena, inicio de una gesta

0
13

La Finca Santa Elena aún guarda las huellas de aquellos jóvenes de la Generación del Centenario. Acontecimientos de carácter revolucionario la sitúan hoy como un lugar histórico situado en la localidad de Los Palos, en el municipio mayabequense de  Nueva Paz .

Y es que esa finca fue escenario de prácticas de tiro y otras actividades de entrenamiento militar de los revolucionarios que asaltaron el Cuartel Moncada.

El hecho se remonta a junio de 1953, cuando Fidel y Mario Hidalgo- Gato, el entonces dueño de la finca acordaron ocupar esa área como el nuevo lugar para realizar las prácticas de tiro. Al visitar el lugar el joven Fidel quedó complacido con las condiciones estratégicas que mostraba; el relieve garantizaba discreción y seguridad pues amortiguaba el eco de los disparos y las miradas indiscretas.

Posteriormente un grupo de jóvenes revolucionarios iniciaron su visita a Santa Elena. Allí guardaron debajo del palmiche un cargamento de dianas, trípodes y cuatro fusiles calibre 22.

Como medida estratégica para la realización de los ejercicios, se llegaba a Santa Elena por diferentes lugares. Al principio, las actividades con armas se realizaban los domingos, dirigidas directamente por Fidel Castro, luego se intensificó la práctica a todos los días.

El encuentro diario de jóvenes revolucionarios en la Finca Santa Elena y sus prácticas militares no fue en vano, el hecho se consumó en la mañana de la Santa Ana el 26 de julio de mil 953.

Las prácticas de tiro en la Finca Santa Elena propiciaron la incorporación de jóvenes neopacinos al Asalto al Cuartel Moncada el 26 de julio de mil 953.

Por su importancia histórica, la Finca Santa Elena fue declarada Monumento Nacional desde el 19 de julio del 2014. A su paso por ese lugar aún se percibe la presencia de aquellos valerosos cubanos que protagonizaron la epopeya del Moncada.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre