Fin del conflicto cada vez más cerca

0
10

Conversaciones de paz en ColombiaEl proceso de paz en Colombia ha avanzado como nunca antes en la historia. Así quedó demostrado ayer cuando las delegaciones del Go­bierno y de las Fuerzas Armadas Re­vo­lucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) anunciaron en una sesión especial a la que asistió el Ge­neral de Ejército Raúl Castro, Pre­sidente de los Consejos de Estado y de Ministros, el acuerdo logrado en uno de los puntos más importantes de la Agenda, el de reparación de víctimas y justicia.

El hecho fue calificado de trascendental no solo porque es la primera vez que asisten los máximos representantes de ambas partes que dialogan en La Habana desde noviembre del 2012 —el presidente, Juan Manuel Santos y el jefe del Estado Mayor de las FARC-EP, Timoleón Jiménez—; sino también porque demuestra que los colombianos están a un paso más cerca de tener una paz definitiva que destierre el conflicto de décadas en esa nación.

Sin embargo, los representantes de la Mesa de Con­ver­sa­­ciones subrayaron que aún quedan asuntos importantes para sellar la paz como la dejación de armas, el cese del fuego y el problema del paramilitarismo, entre otros.

Los representantes del Gobierno y la guerrilla pactaron poner como fecha límite de los diálogos el 23 de marzo del 2016 y hacer todo lo posible por cumplirlo. Detallaron asimismo que el acuerdo obtenido ayer propone un sistema de justicia transicional cuyo centro son las víctimas. En ese sentido, especificaron que la mayoría de los delitos serán amnistiados y que en el caso de los del grado de atrocidades, genocidios, ex­terminio, secuestros y otros, serán juzgados en un tribunal basado en la búsqueda de la verdad.

A aquellos que admitan su culpa de antemano se les impondrá una jus­ticia restaurativa. La pena para quienes reconozcan su implicación será de cinco a seis años y para quienes no lo hagan, hasta de 20 años.

Las delegaciones presididas por Juan Manuel Santos y por Timoleón Jiménez reconocieron el papel de Cuba y Noruega como garantes del proceso de paz, así como de Chile y Venezuela en su acompañamiento.

Recordaron también las palabras del Papa quien en la misa oficiada en La Habana llamó a “no permitirnos otro fracaso” de las conversaciones de paz para Colombia.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre