Fidel y la radio

0
34

En las esencias de la radio ha de estar siempre viva y útil la vocación del Comandante para concretar los sueños donde el trabajo y la esperanza son consustanciales.

Es posible que aquella emisora Radio Álvarez no hubiera trascendido tanto en la historia, sin los quince minutos del programa de Fidel.  La idea de convertir la radio en trinchera era inevitablemente esencial en su plan de atacar al Moncada.

Para Fidel, la radio infiere una potencialidad enorme para sensibilizar conciencias.  En esos menesteres lo recuerdan sus compañeros de combate al salir del presidio, como años después en la heroica gesta de la Sierra.

En esa etapa de la historia, Radio Rebelde se concreta entre el proyecto de un Guerrillero Heroico con las enseñanzas y la presencia misma del Comandante en Jefe. 

La radio guerrillera contó siempre con la palabra enardecida del líder indiscutible como igualmente en su credo ético de ajustarse estrictamente a la verdad.

Resulta inolvidable aquella reunión del Movimiento 26 de Julio en los días finales de la guerra en que el Comandante no pidió para sí cargo alguno en el gobierno por constituir, sino solamente la posibilidad de estar en la radio y en la televisión para criticar errores, para advertir peligros, para certificar su necesidad de estar junto a su pueblo.

De la victoria de la Revolución Cubana ya transcurrió más de medio siglo. Su duro bregar sedimentó el magisterio indiscutible de Fidel, en esta tribuna difícil de los medios.  Cada hito de la epopeya cuenta y seguirá contando con esa inspiración del Comandante que completa las esencias de la radio. 

 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre