Fidel y la cultura

En el momento más difícil, Fidel persuadió a su pueblo de salvar primero a la cultura. Todo parecía hundirse, faltó hasta la madera para sepultar a los muertos en aquella dura prueba de precariedades del denominado Período Especial, pero el Comandante seguía pensando en el alma de millones, en lo necesario de preservar la sensibilidad humana.

Por estos días hubo discursos y mensajes políticos, pero el cumpleaños 91 del Comandante se transpuso en versos y en canciones, en la oratoria poética, en la plástica de estilos múltiples, pero con un mismo eje temático: el proyecto emancipatorio más grande de la contemporaneidad. 

Como fue desde la victoria extraordinaria de enero de 1959, de nuevo se difuminó el libro y volvió a significarse la palabra que sabe de los pasos y de las luchas de Fidel. El líder de la Revolución construyó un hogar en el alma de  los suyos, para ser memoria permanente. Como alternativa al poder hegemónico cultivó la honrosa costumbre de resistir y sobre todas las cosas, de vencer. 

Hasta el tiempo de Fidel, prevaleció que las revoluciones se pueden hacer con el ejército, o sin el ejército, pero nunca contra el ejército. El ideario fidelista  significará siempre rompimientos, un compromiso con lo nuevo. Y sobre todo, con la instrucción y la cultura, que desde la percepción martiana, son la mejor fuente de libertad. 

Pero no solo para los cubanos Fidel es fuente constante e inagotable; el líder histórico de la Revolución quedó tatuado en el corazón de millones de hermanos de otros países del mundo. 

Su obra social y humana se verifica en la liberación de naciones africanas, en los miles y miles de personas pobres que reciben atención médica gracias a las brigadas cubanas en ese sueño eterno de extender la solidaridad, en los proyectos comunitarios deportivos y culturales que disfrutan los más necesitados de los países latinoamericanos. 

El legado de Fidel rebasa fronteras y se extiende por las montañas de los Andes. Representa las revoluciones de América Latina y anima la visión de una patria libre. 

Su nombre se traduce en amor, amistad, lealtad a los principios, dedicación, sacrificio y Revolución.

Por favor valore el artículo

Artículos relacionados

Deje su respuesta

avatar
  Subscribir  
Notificar