Fidel es siempre más

0
23

En el momento más difícil el Comandante persuadió a su pueblo de salvar primero a la cultura. Todo parecía hundirse, faltó hasta la madera para sepultar a los muertos en aquella dura prueba de precariedades del denominado Período Especial, pero Fidel seguía pensando en el alma de millones y en lo necesario de preservar la sensibilidad humana. 

En este año hubo discursos y mensajes políticos, pero el cumpleaños noventa del Comandante se transpuso en versos y en canciones, en la oratoria poética, en la plástica de estilos múltiples, pero con un mismo eje temático: el proyecto emancipatorio más grande de la contemporaneidad. 

El líder de la Revolución construyó un hogar en el corazón de los suyos, para ser memoria permanente, actante indispensable de la historia. Para los valores universalmente reconocidos, fijó una casa en la cubanidad. Como alternativa al poder hegemónico, cultivó la honrosa costumbre de resistir, y sobre todas las cosas, de vencer. 

Hasta el tiempo de Fidel, prevaleció que las revoluciones son necesarias para lograr la verdadera libertad y justicia plenas. En Cuba, el proceso desde 1959 lleva su nombre, el mismo que se multiplica en millones de hermanos. 

La iconografía de la juventud comunista en el proyecto del Comandante, está ligada a aquellos jóvenes que también creyeron en la libertad, cultura y educación. 

El ideario fidelista, digámoslo así, sin prejuicios, significará siempre rompimientos, un compromiso con lo nuevo. Y sobre todo, con la instrucción y la cultura, que desde la percepción martiana, son la mejor fuente de libertad. 

Sobre Fidel no se puede hablar en pretérito porque permanece en toda la obra social y humana de la Revolución. Fundó escuelas, de artes y especiales, levantó hospitales hasta en las montañas, proclamó el deporte como sinónimo de bienestar, de salud, felicidad y honor. 

Su obra trasciende en el tiempo porque supo vivir con dignidad, porque empeñó la palabra día a día hasta quedar en el recuerdo de su gente. 

 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre