Fidel en Mayabeque

0
37

Antes del paso de la Caravana de la Libertad, el ocho de enero de mil 959, Fidel encontró en algunos sitios de Mayabeque, muchos buenos amigos para visitar de vez en cuando.

Durante su etapa de universitario, agasajó con frecuencia el poblado de Catalina de Güines; allí vivía un gran amigo suyo, Pepe Sánchez, secretario de Eduardo Chibás, líder del Partido Ortodoxo en el que militaba Fidel.

Una que otra vez, compartía con Rubén Armenteros compañero de Fidel de la facultad de Derecho en La Universidad de La Habana, hijo del dueño del restaurant “El Congo”. Allí el líder cubano degustó las sabrosas butifarras aludidas en el tema Échale salsita de Ignacio Piñeiro.

Madruga fue también un sitio de reiteradas visitas de Fidel. Otro de sus compañeros de clases en la facultad y de lucha,  fue el  madruguero Ángel Mario O Farril, quien lo siguió en manifestaciones estudiantiles y protestas contra Batista, esta unión motivo al Comandante en Jefe a visitar con frecuencia su casa.

También en las postrimerías del año mil 951, Fidel se dirige al pueblo de Madruga. Orbeín Hernández, quien fue secretario General de la Juventud Ortodoxa invita al líder cubano a dirigirse al pueblo. El encuentro tuvo lugar en los portales de la conocida Esquina de Chanchán.

Ante la presencia del joven revolucionario, quien siempre tuvo la  capacidad de aglutinar masas, el pueblo de Madruga, sin previa preparación se acerca y disfruta de su oratoria. Eran fundamentalmente denuncias contra Carlos Prío.

Pobladores de la antigua provincia La Habana, hoy Mayabeque, guardan con mucho cariño cada una de estas historias, donde el líder de la Revolución Cubana no solo recorrió las calles de estas zonas y algunas casas de familias, sino que encontró cobijo, como sitio especial en los corazones de sus moradores.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre