Exdirector del FBI revela detalles de sus conversaciones con Trump

0
11

Tomado de Granma

El exdirector del Buró Federal de Investigación (FBI) James Comey se negó este jueves a afirmar que el presidente norteamericano, Donald Trump, intentó obstruir la justicia, pero aseguró que sus conversaciones con el mandatario fueron inquietantes.

En una audiencia pública ante el Comité de Inteligencia del Senado, para dar paso luego a una reunión privada, el extitular apuntó que no le corresponde a él determinar si el jefe de Estado hizo un esfuerzo por influenciar la pesquisa sobre los lazos de la campaña republicana con Rusia, refiere Prensa Latina.

Tal investigación se centra en una presunta interferencia en las elecciones del 2016 y en una supuesta confabulación del equipo del mandatario republicano para influir en los resultados de los comicios del pasado año.

Comey dio a conocer que en varios encuentros con el jefe de Estado, este le pidió que le prometiera lealtad, que abandonara una pesquisa sobre su exasesor de seguridad nacional, Michael Flynn, y que hiciera de conocimiento público que Trump no era objeto de investigación por parte del FBI.

Ante las interrogantes de los senadores sobre si tales pedidos constituyeron un intento de obstruir la justicia, el interpelado respondió que no le corresponde a él determinar eso, sino al fiscal especial nombrado para supervisar el caso, Robert Mueller.

Sin embargo, Comey agregó que las solicitudes del presidente le parecieron muy inquietantes y preocupantes, y dijo que está seguro de que Mueller trabajará para entender cuál fue la intención detrás de ellos y si constituyó un delito.

El exdirector señaló como una gran preocupación el hecho de que Trump le pidiera a otros funcionarios que lo dejaran solo con él en la Oficina Oval antes de realizarle el pedido sobre Flynn.

«¿Por qué expulsó a todo el mundo de la Oficina Oval? Para mí, como investigador, eso es un hecho muy significativo», manifestó.

De acuerdo con Comey, estaba escéptico de Trump casi desde el principio, y decidió documentar sus interacciones porque estaba preocupado de que el jefe de la Casa Blanca pudiera mentir sobre la naturaleza de su reunión.

Los senadores republicanos del Comité, por su parte, se mostraron críticos con la actitud del extitular del FBI y el tiempo que demoró en plantear esos temas.

El presidente nunca debería haber despejado la habitación ni haberle pedido que dejara pasar la pesquisa sobre Flynn, pero me quedé perpleja con la respuesta de Comey de que «Michael Flynn es un buen tipo», cuestionó la legisladora por Maine, Susan Collins.

Podrías haberle dicho «señor presidente, esta reunión es inapropiada, esta respuesta podría comprometer la investigación», le reprochó la integrante del partido rojo.

El exdirector le respondió que quedó sorprendido de que Trump le pidiera retirar una investigación y reconoció que, en retrospectiva, probablemente debería haber sido más firme con él.

 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre