Ella, auténtica y seductora  al borde de los 500 años

 Auténtica, majestuosa, seductora, fue y es hoy San Cristóbal de La Habana inspiración de poetas, recuerdo inolvidable, sitio prendado al corazón de cubanos y foráneos.

El venidero 16 de noviembre de 2019, arribará a su 500 aniversario,  esta hermosa ciudad marcada por cierto hechizo que la hace diferente y por siempre espacio amado.

Abriga su encanto fundacional y abraza esa mezcla de tradiciones y  modernidad que esculpen a diario una imborrable impronta, esa que la muestra imprescindible en la memoria.

Más allá de aquellos sitios que pueden nublar su belleza, son más los atractivos que la hacen especial, merecedora de la preferencia de muchos que la saben preciado destino.

Numerosas interpretaciones musicales revelan pasión por ella, baste citar entre ellas Esto no es una elegía, de  Silvio Rodríguez;  Habáname, de Carlos Varela;  Andar La Habana, de Ireno García; La Habana en Febrero de: Liuba María Hevia;  Por La Habana, de Marta Valdés;  La Habana no aguanta más  y La Habana sí, de Juan Formell y Los Van Van y  Que se sepa, yo soy de La Habana, de Chucho Valdés.

Testigo de hechos trascendentales de nuestra historia, refugio de artistas que en ella encontraron fuente de inspiración, lugar al que siempre se recurre con deuda infinita porque en sus calles, en los más insospechados parajes, en su gente,  quedó la anécdota, la amistad inquebrantable, el cariño y multiplicadas razones para no creer en el olvido.

 

Ella, auténtica y seductora  al borde de los 500 años
5 (100%) 5 votes

Artículos relacionados

Deje su respuesta

avatar
  Subscribir  
Notificar