El VIH Sida, más allá del horizonte

Cintas rojas adornan el pecho de millones de personas en el mundo este 1ro de diciembre, Día Mundial de lucha contra el Sida.

Según plantean algunos artículos sobre el tema, la cinta roja es un símbolo internacional de sensibilización sobre el SIDA que se usa por personas todo el año y especialmente en torno a la efeméride para demostrar interés y preocupación sobre el VIH y el SIDA y para recordar a los demás de la necesidad de su apoyo y compromiso en torno a la lucha contra este flagelo.

 

Esta efeméride se instituyó en la Cumbre Mundial de la Salud en el año 1988 porque el 1ro de diciembre 1981 fue diagnosticado el primer caso de SIDA.

En Cuba a través del Sistema de Salud se contempla desde la Atención Primaria en los Consultorios del Médico de la Familia el cuidado a estos pacientes y una intensa labor preventiva para evitar el contagio de esta enfermedad, para la que aún no sé ha encontrado cura.

En la isla se garantiza además  los  retrovirales para el tratamiento a pacientes infectados, pese a su alto valor en el mercado internacional y el encarecimiento por el Bloqueo Económico,  Político y Comercial  impuesto a Cuba desde hace más de 50 años.  

A esta lucha  se suman además los medios de comunicación  y el Ministerio de Educación, el primero con programas educativos vinculados con la prevención de este enfermedad y el segundo  con charlas educativas en los centros educacionales cuya base  fundamentales  es hacer un llamado desde edades tempranos a tener una  vida sexual responsable.

 

Millones de personas en el mundo han perdido la vida a causa de esta enfermedad y otras tantas la padecen; De ahí la importancia de aunar voluntades más allá de este día y hacer un llamado constante a la prevención como arma indispensable para combatir y erradicar definitivamente este flagelo.

Por favor valore el artículo

Artículos relacionados

Deje su comentario

13 + 14 =