El trabajo social, gran gesto humanitario

0
11

El Trabajo Social, tras dos siglos de avances y reestructuraciones, se ha consolidado como disciplina científica. Se integra dentro de las ciencias sociales, de las que comparte el objeto de estudio y su método científico. A ello ha contribuido especialmente la convergencia de estudios superiores en el espacio europeo de Educación Superior, lo que ha permitido que en la actualidad esté al mismo nivel que el resto de ciencias sociales: Sociología, Psicología, Antropología.

A lo largo de este proceso histórico, tres han sido los terrenos en los que se ha especializado el Trabajo Social: individuo – familia, grupos  y comunidades. La teoría en cada uno de estos agentes de acción supone una forma definida de intervenir en el individuo pero siempre, ensamblado en un contexto social determinado.

La práctica de esta disciplina en Cuba se apoya en la teoría que propicia e impulsa la acción para promover el cambio social. La teoría permite organizar y comprender los pensamientos, reflexionar sobre las distintas posibilidades de acción, y en el tema que ocupa, el Trabajo Social con Grupos, posibilita atender lo individual desde lo colectivo, como agente distintivo.

No podemos obviar que la realidad social cubana, el aquí y ahora, es fruto de un contexto histórico determinado, el cual, define, modela y marca nuestra pauta de acción. En este sentido, es fundamental para los trabajadores sociales conocer las raíces que propiciaron eclosión de los valores sobre los cuales se sustentarían los derechos humanos.

Haciendo una retrospectiva, El Humanismo como movimiento, ensalzó al hombre en contraposición de cualquier orden determinado. A raíz de esta concepción, se desarrollo la idea de libertad, la cual subyace tanto en la revolución científica como en la Ilustración. Todos estos avances facilitaron la expansión de la ciencia moderna, entre ellas, el Trabajo Social. 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre