El pregón cubano: costumbre y tradición

Los pregones. Foto: internet

Aunque el pregón cubano tiene su génesis en el siglo XIX en las calles y barriadas de cada urbe y poblado de nuestro país, todavía y de diversas maneras se escucha en las calles de San José de las Lajas, la más joven capital de provincia de Cuba.

Cada vez los vendedores ambulantes irrumpen con maneras muy simpáticas para hacer presente la publicidad de su oferta, desde sus cuerdas vocales como instrumento principal.

A pesar de que el pregón tuvo su origen en las calles, hubo quienes lo convirtieron en temas musicales de gran éxito dentro y fuera de la isla. Ejemplo de ello lo constituyen “Frutas del Caney”, de Félix B. Caignet; “Se va el Dulcerito”, de Rosendo Ruiz; “El Frutero”, de Ernesto Lecuona, y el memorable“El Manisero”, de Moisés Simons.

Aunque este presentó un importante declive en el paisaje sonoro de las calles cubanas en las últimas décadas, actualmente el pregón continúa perenne y vuelve con gran fuerza, diversidad y renovación.

Desde bien temprano en la mañana y hasta más allá de la puesta del sol, los vendedores ambulantes hacen gala de su imaginación e ingenio para atraer a los clientes.

Las calles se desbordan de pregoneros de paletas de helado, viandas, ajo, cebolla, galletas, panes de flauta o suave, tamales y los dulces que tanto gustan.Otros tantos, como si fuera la seguidilla de una décima,ofrecen una impactante variedad de productos en un corto período de tiempo.

Escobas, haraganes, trapeadores, percheros, palitos de tendedera, y destupidores de inodoros. Ambientador, agujas de coser, hilo y juntas de ollas también. Hay quienes brindan sus servicios como afiladores de tijeras y cuchillos, reparadores de colchones, cocinas de gas,lavadoras y ventiladores.

Incansables transitan de igual forma las calles los compradores de botellas, frascos vacíos de perfume y hasta cualquier pedacito de oro.

Para nuestro poeta nacional Nicolás Guillén: “Es un arte que no todo el mundo puede dominar.”Ciertamente el pregón renace cada día como una importante muestra de nuestra identidad, costumbre y tradición.

El pregón cubano: costumbre y tradición
4.9 (98.67%) 15 votes

Artículos relacionados

Deje su respuesta

avatar
  Subscribir  
Notificar