El Niño sigue amagando con volver

0
22

CUBA- TORRENCIAL AGUACERO EN LA HABANA

Tomado de Granma

La mayoría de los modelos de predicción consultados indican que las posibilidades de desarrollo de un nuevo evento El Niño/Oscilación del Sur (ENOS) en el océano Pacífico ecuatorial, son crecientes en la segunda mitad del presente 2017.

Según la información ofrecida a Granma por el Centro del Clima del Instituto de Meteorología, si bien las condiciones oceánicas y atmosféricas permanecen allí en el rango de neutrales, las anomalías cálidas de la temperatura superficial del mar continuarán incrementándose de manera gradual, aunque dicho calentamiento apunta a ser inferior a lo previsto en meses anteriores.

Como plantean los especialistas de esa entidad, el principal impacto del ENOS sobre el clima de Cuba ocurre durante la etapa poco lluviosa, cuando los totales de precipitación suelen sobrepasar los promedios históricos, en particular entre enero y abril del siguiente año a la aparición de ese complejo proceso de interacción oceáno-
atmósfera.

En el periodo húmedo (mayo-octubre) su influencia no es tan marcada, aunque en ocasiones se ha observado una disminución notable de las lluvias en el trimestre agosto-octubre. Así sucedió en los años 1972, 1982 y 1997.

También tiende a deprimir la actividad ciclónica en el oceáno Atlántico y en consecuencia sobre nuestro país, pero ello no implica que sea nula la posibilidad de que algún organismo tropical afecte al archipiélago cubano aún bajo la presencia de un ENOS, sobre todo si es débil.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre