El desfile por el Primero de Mayo, toda una fiesta de pueblo

0
31

No podía ser de otra forma. El desfile por el Primero de Mayo en San José de las Lajas fue una gran fiesta de los trabajadores, del pueblo todo.

El amanecer, como de costumbre, inscribió a los protagonistas de la provincia Mayabeque en esa máxima de retar al Sol para desde sí hacer luz para el primer día del quinto mes de año.

Y es que en la mayor de las Antillas, la efeméride del proletariado mundial tiene además de significación, un especial motivo que la hace diferente: Aquí desfilan hombres y mujeres libres, soñadores, altruistas, decididos cada día a desafiar dificultades y sobre ellas sembrar la creatividad.

Los colores de la insignia nacional, blanco, azul y rojo habitaros en los miles de mayabequenses que recorrieron la calle 40 para ratificar respaldo a todas las conquistas ganadas por Cuba.

Basta una mirada para corroborar que cualquier imagen da muestras de alegría, de esa manera cubanísima que nos distingue, porque a pesar de cualquier pesar, no tenemos talento para la tristeza.

En un desfile por el Primero de mayo, se reencuentran amigos, la familia va unida, y hasta se develan las más ocurrentes iniciativas.

Primero de mayo en Cuba, en la Cuba que renació el primero de enero de 1959, es símbolo de alegría, de entusiasmo, no falta la risa, por encima de lemas y consignas, van las voces de miles de personas que defienden la esperanza desde tierra bloqueada por más de medio siglo, pero madre de hombres y mujeres soles.

No podía ser de otra manera, ¿acaso alguien pudo imaginar lo contrario? Pues acá y en toda la isla, desde la Punta de Maisí hasta el cabo de San Antonio, la celebración del Día Internacional de los Trabajadores fue toda una fiesta.

 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre