El carácter profético de Fidel 

0
17

El Comandante en Jefe Fidel  Castro Ruz fue un excelente orador y comunicador. De muchos de sus alegatos y entrevistas nacieron frases que quedaron para la historia y donde se reflejan  muchas de las cualidades de ese gran hombre.

“La historia me absolverá”, es una de las máximas  más recordadas de nuestro líder histórico,  pronunciada  en su defensa, después de los sucesos del 26 de julio con solo 26 años de edad, en la que el Comandante manifiesta la confianza en el triunfo de los ideales  de justicia e igualdad social.

 Durante los preparativos de la expedición hacia Cuba en el Yate  Granma   para iniciar la lucha contra el tirano Fulgencio Batista  fue una constante su convicción en el éxito: “Si salgo, llego; si llego, entro; si entro, triunfo.”

Muchos no calculaban la grandeza de nuestro líder, un ser humano que nunca necesito de blindaje para protegerse del enemigo, porque su fuerza  moral y espiritual fueron sus únicos escudos y así  se lo expresó en 1979 a un periodista antes de viajar a Naciones Unidas, cuando entre risas le mostró su pecho y le dijo “Voy a desembarcar así en Nueva York…  “tengo un chaleco moral que es fuerte. Ese me ha protegido siempre”.

Como ser humano iluminado y con visión futurista, el 26 de julio de 2006, en su discurso por el Día de la Rebeldía Nacional anunció a los vecinos del norte “No pretendo ejercer mi cargo hasta los 100 años” y cinco días después anunció que dejaría temporalmente el poder por motivos de salud.

Tangibles son en cada una de sus alocuciones  el carácter profético y   la esencia de nuestro Fidel Castro,  un hombre de carne y hueso que  en su paso por el mundo contribuyó  con el bien de la humanidad.

 


 
 

 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre