El 2017 ya es pasado

Con aciertos y desaciertos en todas las aristas de la vida concluyó el 2017 para la familia cubana.  El año fue despedido con todo tipo de iniciativas desde la rica cultura que caracteriza a los nacidos en esta isla; mezcla afro y española, en la que además cohabitan descendientes chinos, haitianos y de otras muchas naciones que decidieron echar raíces en la tierra más bella que ojos humanos han visto.

El ya tradicional lechón asado, el congrí, la yuca con mojo, los tostones y los dulces en almíbar, dígase buñuelos, torrejas, coco rallado; entre otras delicias adornaron las mesas cubanas para despedir el año, acompañados de sabrosas bebidas aderezadas con el sabor exclusivo de la caña de azúcar. 

La música, el baile, el lanzamiento de una vasija con agua a las doce de la noche, la quema del muñeco que simboliza el año que culmina y lo más importante, el abrazo colectivo fueron protagonistas del último día del calendario 2017. 

Esta jornada permitió rememorar momentos vividos, celebrar reconciliaciones, evocar festejos de fines de año y hasta para agasajar a dichosos cumpleañeros, que disfrutaron la ocasión por partida doble. 

Para los que decidieron celebrar este día fuera de casa numerosa fueron los centros gastronómicos e instalaciones hoteleras que abrieron sus puertas con atractivas propuestas culinarias y recreativas, sitios donde el deleite, el ritmo y la risa se conjugaron para despedir el año por todo lo alto. 

Sin dudas lo que no faltó en esta oportunidad y lo constaté en el barrio fueron los deseos de celebrar por la vida, por la unidad familiar y por sobre todas las cosas para augurar un mejor año para todos.

 

Por favor valore el artículo

Artículos relacionados

Deje su respuesta

avatar
  Subscribir  
Notificar