Dulce María, sus sueños y el teatro

mgonzalez@enet.cu
Dulce María López es una instructora de arte, especializada en Teatro. Más de 30 años en ese andar, la describen como una mujer apasionada por la enseñanza de la actuación y por dejar en cada discípulo un cúmulo de valores que les sirvan para toda la vida.

Atesora importantes reconocimientos, entre ellos el Premio de Teatro Blanca Becerra, por la obra de la vida, más, de esos triunfos no habla, para ella el día a día es su obra maestra, ese es su máximo afán.

De pequeña estatura, siempre con mirada inquieta, andar ligero, cabello muy corto, es de las que sorpende el amanecer con ideas fértiles para hacer más óptimo el camino.

Dialogar  con ella siempre es interesante, porque Dulce María es de esas personas que habla desde el corazón, que no escatima palabras para defender sus sueños y que siente en sus venas la necesidad de mucho hacer a favor de la cultura.

Desde sus clases abraza la identidad nacional, en esa perspectiva de amar lo nuestro, las raíces, tradiciones; en cada encuentro ante niños, adolescentes y adultos mayores aporta también el respeto y defensa por cuanto distingue a la ciudad capital, por su historia, su propia naturaleza, sus manifestaciones que autentican la cultura comunitaria.

 Para ella no basta mostrar en la escena que el mal es una enfermedad y que el odio y la envidia son despreciables; asume que sus alumnos incoporen los mejores hábitos, valores, para que la virtud abunde en las tablas y en ese escenario natural que es la vida.

El mayor sueño de Dulce, al que no renuncia, es que exista en su ciudad un Teatro, que honre el otrora Boffil, de San José de las Lajas, que lleve cualquier nombre, pero que sea ese Teatro, en el que tras bambalinas pueda dirigir y desde las lunetas disfrutar.

Su mirada se hace chiquita, en esa manera de dibujar tal sueño, y es que esta mujer, que hace galas de su nombre, lleva el dulzor en el alma, de la cual escapan sus palabras pintadas con anhelos y perseverancia.

 Aún para sus sueños, ella está en escena, no ha caido el telón…se aferra a la conquista, persevera, insiste…mañana está por llegar.

Principio del formulario

Final del formulario

 

Por favor valore el artículo

Artículos relacionados

Deje su comentario

3 × 1 =