Después del parto, a mantenerse en forma

0
18

El nacimiento de su hijo no le permite a Angélica una joven madre de 20 años, salir a correr en las mañanas y mucho menos acudir al gimnasio. 

Con un bebé de tres meses de edad le es difícil realizar ejercicios físicos porque los escasos momentos libres los destina al descanso que bien merece.

Aunque la crianza de su pequeño y las tareas del hogar ahora son mayores, el sobrepeso en Angélica constituye una alarma, por eso la consulta con el médico de la familia le ha permitido conocer más de la importancia de la nutrición y de la lactanciamaterna y sobre algunas alternativas que le pueden ayudar a no aumentar de peso y mantenerse sana en esta etapa de la vida.                                                                                        

Reconoce cuan necesaria es una buena alimentación en la que abunden las frutas y vegetales, y como una dieta balanceada también es vital para su pequeño. 

Aprendió que caminar es un ejercicio suave y propicio para conseguir un buen tono muscular por eso decidió administrar mejor su tiempo;  ahora todos los días emplea una hora para caminar, a la vez que disfruta  de un momento agradable  junto a su hijo, al pasearlo en su coche. 

En mi opinión estos recorridos constituyen también una actividad familiar, ya que el padre u otro pariente puede participar de ellas y apoyar a la madre en su propósito de   mantenerse en forma. 

Existen otras alternativas para bajar peso entre ellas el baile, con el que pueden pasar un rato divertido con el niño, al tiempo que se quema calorías, también pueden hacer flexiones o simples ejercicios de brazos. 

Estos consejos demuestran que la maternidad no es un freno para que las mamás se mantengan en forma, porque de una manera muy sencilla pueden disfrutar de la actividad física, sin descuidar de sus pequeños.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre