Deportes extremos, más allá de la adrenalina

0
20

Altas dosis de atrevimiento, creatividad y adrenalina derrochan los jóvenes que en Cuba practican modalidades deportivas no convencionales. 

No se trata de los que se sujetan montados en bicicletas, patinetas o patines de la parte trasera de algún vehículo sino de aquellos que buscan un modo más seguro para dar rienda suelta a ese espíritu aventurero y versátil que caracteriza a algunos jóvenes. 

Yoel es uno de los más de tres mil muchachos que en la Isla practican sistemáticamente alguna de las modalidades de Deportes Extremos. 

Para él este ejercicio es una especie de liberación absoluta y dominio de los miedos, porque al someterse a peligrosos retos mide sus limitaciones físicas, psicológicas o la de otros jugadores. 

Esta liberación física y mental no solo la experimentan los practicantes, sino también los espectadores, quienes quedan boquiabiertos y con las manos en la cabeza ante la complejidad de sus trucos. 

Aunque la práctica de estos deportes es muy cara por el costo de los equipos, los implementos y las áreas para su ejecución estos jóvenes han sabido sobreponerse a escaseces e incomprensiones. 

Es cierto que el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación tiene la disposición de contribuir con el desarrollo del Deporte Extremo, aunque todavía no es suficiente. 

Sin embargo, a pesar de esa realidad, los deportes Extremos, intentan ganarse un espacio entre los aficionados que hoy son más y gradecen las exhibiciones.  

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre