De fiesta la radio cubana

0
15

radio.jpg - 7.73 KBHace bien la historiografía en consignar que el 22 de agosto de 1922, se iniciaron las primeras transmisiones continuadas de la radio en Cuba. De esa forma, se deja siempre abierta la posibilidad de experimentos anteriores, que para suerte de esta tierra se certifican en la inquietud creadora de sus hijos.

Aquel día de agosto registra la importancia de resultar un suceso donde concurren disciplinas y vocaciones en Luis Casas Romero coinciden las sensibilidades por la música, por la radiodifusión, por la noticia. La familia cubana de la radio se enorgullece de tener como padre a un mambí, a uno de aquellos hombres que sedimentaron la cubanía en los campos de Cuba libre. 

Esa naturaleza transdisciplinaria vendría a signar el contenido de la radio. El enigma estaría en el milagro de la transposición. Aquí habita ese milagro de conferir colores, imágenes, hasta figuras monumentales en las tres dimensiones, desde la suerte de la palabra. 

En la radio obra el mejor ejercicio para los creadores. Figuras primerísimas de las tablas cubanas, confiesan que su mayor desafío resultó siempre expresarlo todo a partir de la voz. Y en buena medida, el medio tiene una altísima responsabilidad en esa cultura de apreciación de la gente. 

Dicen los estetas que el género humano no creó a la música, sino que el proceso fue exactamente lo contrario, que fue la música la que nos concibió. Aquel Luis Casas Romero fundador de la radio, era compositor e intérprete. Años después, para ingresar a la Academia Nacional de Artes y Letras, expuso su estudio titulado La música y su influencia en el destino humano

Pasan los años, y el compromiso con la suerte de millones de hermanos permanece. La música constitutiva deviene jerarquía artística inevitable, y la palabra, ese don maravilloso que nos confirió el devenir histórico, conservan su papel fundacional en el trabajo de la radio.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre