Cuidado con quemar etapas

Todas las etapas del desarrollo humano son importantes ya que cada una aporta algo a la persona y sus vivencias le acompañarán toda la vida. 

Por lo determinantes que son, los cambios que suponen y el efecto que pueden tener en periodos posteriores, podríamos destacar a la niñez y la adolescencia. 

La niñez en particular, es la etapa del desarrollo del ser humano que se ubica posterior a la infancia y anterior a la adolescencia, situada entre los seis y doce años de edad. 

Coincide con la escolarizacion o ingreso de los niños a las escuelas e implica la convivencia con otros seres humanos de la misma edad, con iguales derechos, deberes y sobre todo, requerimientos de atencion. 

En esa vigilancia juega un papel preponderante la  familia, que debe manternerse atenta a cada uno de los cambios de los niños y niñas sin apresurar o alterar su desarrollo o paso a la etapa posterior. 

A pesar de eso, se ha percibido una tendencia en los últimos tiempos a acelerar el desarrollo de los niños en cuanto a responsabilidades, acciones y hasta el vestuario. 

Probablemente ha visto alguna vez a niñas pequeñas en tacones altos y que decir de las batas, tan bonitas y en extincion. O a los niños, que respondiendo a la equivocada hombria impuesta por los mayores, asumen actitudes inapropiadas para su edad. 

Salen solos hasta altas horas de la noche y en ese contexto, se exponen a otros malos habitos por imitacion o simplemente para creerse mayores, como fumar o ingerir bebidas alcoholicas. 

En mi criterio particular, es preciso velar porque no se quemen etapas tan hermosas como la niñez, en que nuestros hijos nos regalan esa ternura e inocencia que a veces les resulta incómoda cuando crecen y que luego los padres tanto añoramos. 

Cada etapa del desarrollo implica una mayor dosis de madurez y un cambio en la percepcion de nuestros hijos sobre lo que les rodea.

Debemos darles su espacio, los consejos pertinentes y sobre todo confianza sin atropellar su desarrollo, para que escojan por sí mismos, en el momento adecuado, lo que es correcto o no, pero siempre bajo nuestra vigilancia y cuidado.

Por favor valore el artículo

Artículos relacionados

Deje su respuesta

avatar
  Subscribir  
Notificar