Cuba, humanidad y derechos

derechos-humanos Foto Portal Cuba.cu

En Cuba este puede ser un día como otro cualquiera en que desde el inicio comenzaron nuestras divinas rutinas. Niños y niñas, adolescentes y jóvenes asisten a sus respectivas escuelas de manera gratuita. Cada quien en su trabajo. Las calles a merced de sus pobladores. A pesar de las detestables encrucijadas que implica el bloqueo, prima la capacidad de sonreir y la audacia para encontrar alternativas. Asisten los derechos que indudablemente nos hacen más plenos.

Y es que precisamente este 10 de diciembre cumple 70 años la Declaración Universal de los Derechos Humanos, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, que dos años después en 1950 adoptó la resolución 423, invitando a todo los Estados y organizaciones interesadas a que observen el 10 de diciembre de cada año como Día de los Derechos Humanos.

Cuba celebra la efeméride con la fortaleza del respeto, con la garantía de la atención médica gratuita a toda la población desde el inicio del triunfo de la Revolución. Celebra además, lo que tristemente aún resulta un sueño distante para millones de seres humanos en el planeta, los resultados notorios en todos los niveles de enseñanza gratuitos desde el primero de enero de 1959.

Esta fecha, implica además del reconocimiento a los logros en materia de derechos de cubanas y cubanos, la denuncia a la violación más flagrante que padece el pueblo de Cuba con la permanencia del bloqueo impuesto por Estados Unidos a la mayor de las Antillas hace más de medio siglo.

Cuba, Naciones Unidas y un poco de historia

La historia abriga en sus páginas la temprana participación de Cuba a favor de los derechos humanos. Nueve iniciativas cubanas fueron insertadas en la elaboración del documento que pasaron a ser parte de la carta aprobada tras 184 reuniones de la Asamblea General, celebradas en Inglaterra, en Estados Unidos, Suiza y Francia desde 1945 hasta su aprobación definitiva.

Cuba, por intermedio del entonces embajador Guí Pérez-Cisneros, fue uno de los redactores del borrador de esa Declaración Universal de los Derechos Humanos.

El gobierno de Cuba fue el ponente de la primera Declaración de los Derechos del Hombre aprobada por los países de América Latina integrantes de la Organización de Estados Americanos, OEA en Bogotá, Colombia, el 2 de mayo de 1948 y presentó y sustentó ante la ONU, que ese documento fuese considerado como base a la Declaración que se aprobaría meses después ese propio año.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos

Es un documento que en sus 30 artículos promueve y potencia el respeto por los derechos y las libertades fundamentales. Uno de sus artículos el 3 estipula:
Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.

A 70 años de la proclamación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el mundo lleva pesarosamente una realidad distante a lo que refiere el artículo. La vida es cada vez más un acertijo, para aquellos que viven en guerra, para quienes no tienen libertad y carecen de todo tipo de seguridad en su existencia.

Por más de 20 años, por inmensa mayoría en la propia Asamblea General de Naciones Unidas los países miembros han condenado la existencia del bloqueo impuesto por Estados Unidos a Cuba y han pedido el cese de esa medida que constituye una violación a los derechos humanos y que tanto daña a la población cubana. Además de ese resultado de apoyo ha primado la indiferencia del gobierno estadounidense y de su séquito Israel.

A pesar de las campañas y patrañas contra Cuba…

A pesar de todos los intentos de algunos por desacreditar a Cuba, la mayor de las Antillas insiste en defender su soberanía a cualquier costo. Vibra cada día a la luz de su realidad, esa que hasta para nosotros mismos se convierte en rutinas, pero divinas rutinas, como saber que a diario las escuelas abren sus puertas para cultivar el saber y de manera gratuita.

Esa realidad que testifica a favor de una mayor esperanza de vida, de un cuidado extremo a la mujer embarazada, de la defensa de la igualdad plena de la mujer, de la inclusión en esta sociedad que Martí soñó en la que el biendebía ser con todos y para todos.

Satisface saber este y todos los días que la niñez en Cuba está protegida y ningún niño o niña tiene que trabajar para poder vivir, que la seguridad social, el deporte, la cultura, el desarrollo de la ciencia y la atención médica son derechos conquistados.

A diferencia de muchos sitios en el planeta, las cubanas ocupan en lugar cimero y la igualdad de género se evidencia por día. Aun cuando campañas difamatorias y patrañas son el desmedido esfuerzo de sus nefastos gestores por desacreditar a Cuba, nuestro país se inscribe en los promotores de paz y humanismo con la satisfacción de saber que no engrosará las filas de los hambrientos, analfabetos o muertos por enfermedades curables.

Fuente consultada:
http://www.cubadebate.cu/opinion/2011/12/10/cuba-y-los-derechos-humanos-2/

 

Por favor valore el artículo

Artículos relacionados

Deje su respuesta

avatar
  Subscribir  
Notificar